Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Jue, Jun
91 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Con la declaración ante la Jurisdicción Especial para la Paz de Salvatore Mancuso, se puso más en evidencia el vínculo del ex mandatario con el paramilitarismo.

El titular del Partido Comunista Colombiano, Jaime Caycedo Turriago, formó parte de la lista de personas que José Miguel Narváez ordenó que el paramilitar, Salvatore Mancuso, asesinara cuando comandaba las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), en una nómina que también integraban el actual canciller Álvaro Leyva y quien ahora es presidente de Colombia, Gustavo Petro, así como los actuales senadores por Pacto Histórico, Alirio Uribe y Piedad Córdoba.

Así lo reconoció días atrás al declarar ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), un mecanismo creado en este país para juzgar crímenes perpetrados durante el conflicto abierto entre el Estado y diferentes grupos armados, que inició en la década del 60 del siglo pasado y se extendió hasta la firma de los Acuerdos de Paz de La Habana, en noviembre de 2016.

Cabe citar que Mancuso, quien hizo estas declaraciones desde EE.UU. donde se encuentra preso, aseveró que las AUC trabajaban de la mano de instituciones estatales como la policía, el Ejército, un sector de la industria massmediática y el extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). Y, asimismo, reveló que apoyó las campañas presidenciales de Álvaro Uribe y Andrés Pastrana.

Precisamente, Narváez Martínez, fue funcionario de Uribe con quien se desempeñó en el Ministerio de Defensa, como asesor de Marta Lucía Ramírez. Y, en 2005, el propio Uribe lo designó subdirector del DAS. Pero en 2019 fue condenado por el Tribunal Superior de Bogotá a 26 años de prisión, ya que fue encontrado penalmente responsable por el asesinato del periodista y humorista Jaime Garzón.

“Queremos que él diga más”, recalcó el presidente Petro ante las declaraciones del ex paramilitar y fue claro al señalar que “según Mancuso, José Miguel Narváez desde el DAS ordenó asesinarme, el DAS ponía mis escoltas” y añadió que “de las operaciones en mi contra logramos información previa sin ayuda de los gobiernos y logramos frenarlas”.