Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Jue, Jun
91 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Varios presidentes de nuestra región se van a dar cita entre el viernes y el sábado en la capital cubana para debatir acerca de “Los retos actuales del desarrollo: papel de la ciencia, la tecnología y la innovación”.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue uno de los primeros en confirmar que estará en la Cumbre del G-77. También lo hizo el actual mandatario de Argentina, Alberto Fernández y la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, conscientes de que este evento constituye una oportunidad para seguir avanzando en el diálogo y la concertación desde el Sur, según declaró la cancillería cubana.

Encabezados por el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, ahí se darán cita Luiz Inácio Lula Da Silva, el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, Alberto Fernández, Gustavo Petro y Andrés Manuel López Obrador, entre otros. Mientras que, por su parte, el secretario general de la Organización Naciones Unidas, Antonio Guterres, también confirmó que será de la partida en este encuentro multilateral.

“Nos honra recibir a estos líderes latinoamericanos, cuya presencia fortalecerá un evento que agrupa a la mayoría de los países del sur en vías de desarrollo”, sostuvo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba y recalcó que se va tratar de una reunión “de un espacio amplio y diverso para concertar estrategias de cooperación, que son vitales en estos tiempos”.

Asimismo y en la misma dirección, el representante especial para coordinar la presidencia del G-77 + China, Pedro Luis Pedroso, fue claro cuando dijo que Cuba aspira a que la Cumbre de La Habana “contribuya a potenciar las voces de estos países que se convocan, de cara a los procesos d negociación intergubernamental que se realizan con vista a la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Cumbre del Futuro prevista para 2024”.

Mientras que Díaz-Canel reflexionó que esta cita “deberá servirnos para reforzar nuestra unidad y decidir acciones colectivas y prácticas en el enfrentamiento eficaz a los retos contemporáneos”, pero también se va a tratar de un encuentro propicio “para hablar del inaccesible acceso científico y tecnológico de gran parte de la humanidad, lo que promueve un orden injusto y exacerba la marginación socioeconómica y científico-técnica de muchos países y al interior de ellos, con graves consecuencias para las naciones del sur”.