Contra la Otan

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Partidos Comunistas y Obreros de Europa y EE.UU. condenaron “la retórica agresiva anticomunista” que prevaleció durante la última reunión llevada a cabo por este organismo.

Los Partidos Comunistas y Obreros de los estados miembros de la Otan condenaron “la retórica agresiva anticomunista” que prevaleció durante la última reunión llevada a cabo por este organismo del que “EE.UU. es el líder de facto”, donde se especificó que “sus intereses radican en iniciar una nueva Guerra Fría centrada en la propaganda antichina y anticomunista”, algo que implica “una amenaza para todos los trabajadores del mundo”.
Por medio de una declaración recuerda que con Barack Obama, “quedó claro que la élite capitalista estadounidense ha visto los crecientes éxitos y el poder de la República Popular China como una amenaza para su orden mundial unipolar y neoliberal”, tras lo que con su sucesor, Washington “se volvió cada vez más agresivo en sus políticas antichina y antisocialistas y muchos comenzaron a hablar de una nueva Guerra Fría”.
Tras lo que denuncia que con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca la política exterior de EE.UU. aumentó la hostilidad hacia China y su mayor aliado estratégico, Rusia.
“Tanto China como su aliado estratégico Rusia, se encuentran rodeados por todos lados por cientos de bases militares estadounidenses y de la Otan”, recuerda la declaración y lamenta que “pese a las promesas de no expandirse a Europa del Este, la Otan se ha expandido continuamente cada vez más cerca de las fronteras de Rusia y está ayudando a las fuerzas fascistas antirrusas en Ucrania mientras usa sanciones económicas para castigar al pueblo de Rusia”.
Por lo que hace hincapié en que es preciso evitar “que el mundo descienda a otra Guerra Fría anticomunista”, lo que sería una reedición de un período que durante el siglo 20 “costó la vida de millones de personas en todo el mundo”, ya que “desde el sudeste asiático hasta África y América Latina, millones de trabajadores, aquellos que buscan la libertad y un mundo mejor para ellos y sus familias, fueron masacrados en nombre del capitalismo global”.