Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

16
Dom, Jun
86 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Lo hizo la Liga Argentina por los Derechos Humanos, que también rechazó que Alberto Fernández diserte en ese encuentro.

“La cumbre que convoca Biden es un acto de agresión a los pueblos de Nuestra América”, denunció la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), al referirse a la convocatoria la Cumbre por la Democracia hecha por el Presidente de EE.UU., que comenzó ayer y se va a extender hoy viernes.

Se trata de un encuentro que se lleva a cabo por medio de plataformas en línea y, en ese contexto, tras participar ayer en la apertura, se espera que durante esta jornada diserte el Presidente Alberto Fernández.

“Repudiamos la participación del gobierno argentino, desautorizamos a Fernández a hablar en nombre de nuestras luchas, de nuestros muertos y desaparecidos”, dijo la Ladh y añadió que “ellos lucharon por la segunda y definitiva independencia, no para ser títeres del Imperio”.

Asimismo, recalca que “la convocatoria por parte del presidente de EE.UU., es una de las acciones más cínicas de un gobierno que ha alentado y sostenido todos los golpes de Estado, todas las violaciones a los derechos humanos desde las dictaduras militares de los 70 hasta el lawfare con que tumbaron gobiernos y encarcelaron centenares de dirigentes populares que continúan presas como Milagro Sala en Argentina o Jorge Glass en Ecuador”.

Y recuerda que entre los organizadores del encuentro, aparece el director de Open Society para América Latina, Pedro Abramovay, quien explicó el sentido que tiene la Cumbre, cuando dijo que “todos los gobiernos autoritarios actuales fueron degradando poco a poco la democracia”, en alusión a los países que no fueron invitados a la reunión.

Para ese encuentro virtual, el mandatario estadounidense invitó a algunos pares de diferentes puntos del planeta, pero dejó afuera –entre otros- a los de Rusia, la RPCh, Cuba, Bolivia, Siria, Libia, la República Popular Democrática de Corea, Afganistán, Bielorrusia y Venezuela.

“Participar de un encuentro de este tipo no es gratuito, no es un acto que se pueda disimular como un gesto diplomático”, alertó la Ladh y resaltó que “compartir tribuna con Bolsonaro, Duque o Guaidó es una decisión de claudicación ética y política de la cual le será muy difícil volver”.