Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista advierte la responsabilidad del gobierno que preside Recep Tayyip Erdogan en la formación de bandas paramilitares que atentan contra la seguridad interior.

“Los problemas de nuestro país son internos, no externos”, advirtió el Partido Comunista de Turquía (PCT) y recalcó que “la seguridad de nuestro pueblo no puede salvaguardarse realizando operaciones militares en el territorio de los países vecinos con el supuesto pretexto de la defensa”.

De este modo, el PCT fustigó la decisión del gobierno que preside Recep Tayyip Erdogan, de profundizar la Operación Garra Espada en cuyo contexto tropas turcas bombardearon durante la semana pasada posiciones de combatientes kurdos en el norte de Siria.

En este contexto, el jueves pasado, el presidente Erdogan señaló que “la determinación de proteger todas nuestras fronteras del sur es hoy más fuerte que nunca” y añadió que considera lanzar una ofensiva terrestre “en el momento oportuno”.

Vale citar que según el gobierno turco, la ofensiva militar responde al ataque terrorista perpetrado con una bomba hace tres semanas en Estambul, que dejó un saldo de seis personas muertas y más de ochenta heridos.

Pero el PCT descree de la veracidad de este argumento. “Alegando que esta operación se lleva a cabo con el pretexto de la ‘defensa’, el gobierno vuelve a ocultar la verdad”, alerta y destaca que “durante años, el gobierno plagó las fronteras de los países vecinos con sus políticas neo-otomanistas y expansionistas, implementadas en cooperación con el imperialismo y en línea con los intereses de la clase capitalista que representa”.

Pero asimismo, denuncia que “abrieron las fronteras de nuestro país a las bandas yihadistas, con el objetivo de atacar a los países vecinos y han formado ‘ejércitos’ de bandas yihadistas en las áreas bajo su control en los territorios de los países vecinos e intervenido abiertamente en los asuntos internos de esos países”. Y denuncia que “en realidad es todo esto lo que constituye la amenaza para la seguridad de Turquía”.