Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Lun, May
81 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Es el saldo que dejaron los recientes comicios locales celebrados en el Reino Unido. “Han dado una tarjeta roja a los tory y una advertencia a los laboristas”, recalcó el secretario general del Partido Comunista Británico, Robert Griffiths.

Las recientes elecciones locales inglesas “han dado una tarjeta roja a los conservadores y una advertencia a los laboristas”, sostuvo el secretario general del Partido Comunista Británico (PCB), Robert Griffiths, al referirse a los comicios municipales celebrados recientemente en el Reino Unido que renovaron todos los concejos municipales de Londres y autoridades locales en Gales y Escocia.
La novedad esta vez fue que los grandes derrotados resultaron los candidatos del gobernante Partido Conservador, lo que aumenta la presión sobre la figura del primer ministro Rishi Sunak, tras lo que representó el último testeo previo antes de las elecciones generales previstas para enero de 2025, para las que muchos ven que el Partido Laborista comienza a presentarse como el más firme candidato a ganar después de catorce años de hegemonía tory.

Precisamente los laboristas consiguieron el control de consejos en Inglaterra, algo que no pasaba desde hace varias décadas y tuvieron éxito en una elección parcial especial para el Parlamento con resultados que, si se repiten en una general, los podría devolver al 10 de Downing Street.

Así las cosas, los únicos lugares donde los laboristas tuvieron una merma de votos, son algunas áreas con grandes concentraciones de población musulmana como Oldham, en el noroeste de Inglaterra, donde los candidatos de esta fuerza sufrieron una derrota atribuible a la postura abiertamente proisraelí que manifiesta con sus opiniones sobre la masacre que se perpetra en la Franja de Gaza, el líder del laborismo británico, Keir Starmer.

“La negativa de Keir Starmer a adoptar una propiedad pública más audaz y políticas fiscales progresivas, junto con su negativa a condenar el genocidio israelí en Gaza, está alienando a millones de electores que de otro modo votarían por los laboristas”, señaló el titular del PCB y destacó la tarea realizada por los militantes comunistas, cuya lista de postulados a la Asamblea del Gran Londres obtuvo once mil votos.

“Ahora tenemos la intención de llevar a cabo la mayor campaña electoral general comunista en cuarenta años, manteniendo en alto la bandera del socialismo y preparándonos para las batallas postelectorales que se producirán contra un gobierno laborista del status quo”, remarcó Griffiths.