Apyme contra el acuerdo

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Fustigó el TLC alcanzado por la UE y el Mercosur e instó a que los legisladores lo rechacen.

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), advirtió que el 99 por ciento de las empresas Pymes, que a su vez son más del 95 por ciento de las unidades de la industria, comercio, agro y servicios, no están representadas en la mesa convocada por el gobierno para “explicar detalles” del preacuerdo alcanzado por la Unión Europea y el Mercosur.

El ejecutivo eligió al G6 y Came como interlocutor en su intento por sumar adhesiones al preacuerdo, pero también en el intento que expresó Mauricio Macri de avanzar en un tratado de libre comercio –al estilo del Alca- con EE.UU.

“La Came, cooptada por el oficialismo, no puede asumir la representación de las Pymes toda vez que apoya un modelo que día a día expulsa a cincuenta empresas por día, destruye el mercado interno, la industria, el empleo y aumenta la pobreza y la desigualdad social”, recalcó al respecto Apyme.

Vale recordar que, días atrás, Apyme hizo público su rechazo al acuerdo de libre comercio que anunció el canciller, Jorge Faurie, que se suscribió en Bruselas, pero deberá ser refrendado por los parlamentos de los países que integran ambos bloques, algo que –en la práctica- podría tardar varios meses.

Y fue la capital belga, desde donde Faurie le envió un audio de WhatsApp Mauricio Mazcri que se encontraba en Japón. El mensaje, en tono emocionado (¡y de campaña¡), fue rápidamente difundido por la massmedia de gobierno que hizo hincapié en que el canciller “lloró al comunicarle a Mauricio Macri el acuerdo”.

Ante la reacción de Faurie, Apyme le recordó que “hay muchos motivos para llorar en la Argentina, pero de tristeza”, entre las que figuran  “el desplome de la actividad económica, el fuerte aumento de la pobreza y la desigualdad social;  la continua caída de la industria manufacturera, que perdió 141.100 empleos desde 2015; la destrucción del mercado interno, con un 57,3 por ciento de inflación acumulada y una caída del salario real de 11,3; el cierre de cincuenta Pymes por día”.

Y recordó que estas son “algunas de las consecuencias del actual modelo económico desregulador y aperturista, que se profundizaría con este acuerdo que se pretende llevar adelante en un marco internacional de creciente proteccionismo por parte de las grandes potencias, sin  contemplar las fuertes asimetrías entre los países y bloques comerciales participantes”.

Tras lo que denunció que el acuerdo “significa para Argentina, renunciar a las políticas soberanas que aseguren un mínimo equilibrio en el intercambio comercial”, pero advirtió que, además, beneficia “los negocios de las grandes multinacionales y el complejo agroexportador concentrado, en detrimento del trabajo y la industria local”, al tiempo que “las concesiones a la UE impactan en las actividades con mayor valor agregado y abarcan el estratégico ámbito de compras públicas”.

Por eso “es grave que el gobierno y entidades empresarias afines pretendan hablar en nombre de las Pymes para promocionar este supuesto ‘logro’”, ya que este sector recibirá “recibirá un golpe de gracia y quedará fuera de  competencia”.

De ahí que Apyme convoque  a organizaciones pyme, gremiales, políticas y sociales “a pronunciarse y frenar este nuevo intento de ubicar al país como un eslabón subordinado de la cadena de valor global”.

Y recalque que este acuerdo fue gestionado “a espaldas de la sociedad, sin la participación de todos los sectores productivos y sociales involucrados”, por lo que insta a que los legisladores voten contra “un proyecto devastador para la economía local y el entramado productivo Mipyme”.