La vigencia del Cordobazo

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde la Corriente Nacional Agustín Tosco y el Partido Comunista Claudia Martínez, Pedro Ferrer, Juan Larrea y Pablo Domenicini reflexionaron sobre la gesta de la que se cumple medio siglo.

A medio siglo de la gesta que marcó la lucha popular, desde la Conat siguen escuchándose voces que reflexionan sobre el Cordobazo.

“Desde el Sindicalismo de Liberación, el homenaje a cincuenta años del Cordobazo, significa tener claro cuál es el enemigo en la urgencia que, ahora, es el cambio de gobierno”, aseveró la secretaria de Género de la CTA-Avellaneda, Claudia Martínez, por lo que instó a “votar contra la oligarquía en una unidad muy fuerte”.

Asimismo, recalcó que es preciso que “el sindicalismo forje unidad desde la conciencia de clase y reconstruya lazos de la clase”, pero además “que esto se haga visible en la calle”.

De ahí que, sin dudarlo, remarcara que “no hay mejor manera de conmemorar los cincuenta años del Cordobazo  que estando en la calle”.

Por su lado, en idéntica dirección, el docente Pedro Ferrer, que además es secretario del PC de Mar del Plata, destacó que “el mejor homenaje al Cordobazo es la movilización para derrotar a este gobierno que es el de la oligarquía, el FMI, el imperialismo y de todos los sectores contra los que los trabajadores luchamos toda la vida”.

Y, en este sentido, insistió en que “con la figura de Tosco como principal referente”, es necesario “generar un gran frente”, por lo que convocó a “seguir bregando por la unidad de las centrales sindicales y que todo esto confluya en la propuesta política”.

 

Tareas

 

Mientras tanto, desde Lanús, el titular local del PC, Pablo Domenicini, afirmó que “desde el Sindicalismo de Liberación y el Partido, la tarea es la formación y la toma de conciencia para tratar de sumar a la mayor cantidad de trabajadores de todos los gremios que estén dentro del trabajo formal y a la gran cantidad que este gobierno dejó afuera, pero que siguen siendo trabajadores”.

Ya que, remarcó, “la solución a los problemas de los trabajadores va a salir de los propios trabajadores”, tras lo que fue claro al señalar que “las minorías privilegiadas que nos gobiernan jamás van a traer una solución, porque no tienen ni idea lo que es salir a producir todos los días la riqueza de nuestro país que después ellos se las gastan”.

Por su lado, el secretario del PC de San Luis, Juan Larrea, recordó que el Cordobazo “tuvo un principal afluente de campo marxista, que tuvo mucha influencia de la Revolución Cubana junto a otras concepciones políticas como las del peronismo revolucionario, junto al componente de los cristianos de la opción por los pobres”.

En ese contexto, señaló Larrea, “suceden otros sucesos como los de Corrientes y Rosario que culminan en el proceso cordobés en el marco de la dictadura que había puesto de presidente a Onganía”.

Y añadió que el Cordobazo “sigue expresando lo más avanzado del movimiento obrero argentino como clase” por eso “se transforma en el estallido de un proceso donde se destaca la liberación de la clase obrera”.

Tras lo que recalcó que “debemos valorarlo como un momento alto en  la lucha por la liberación de los trabajadores y en contra del yugo del capital”, algo que ocurrió hace medio siglo, “pero hoy tiene vigencia para la tarea del momento que es voltear al neoliberalismo, para abrir un proceso liberador para que el trabajador sea la base fundamental de la sociedad”.