Siempre es 26

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

A 66 años del asalto al Cuartel Moncada, Día de la Rebeldía Nacional en Cuba, el presidente Miguel Díaz-Canel recordó a los luchadores de 1953 y denunció el bloqueo estadounidense.

Un 26 de julio de 1953, un grupo liderado por Fidel Castro asaltó el Cuartel Moncada, en lo que fue un momento bisagra para lo que después sería la revolución cubana que triunfó el 1 de enero de 1959, contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Este viernes, el presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel participó del acto a 66 años del asalto, recordó a quienes lucharon contra el régimen de Batista y aprovechó para denunciar intentos de Estados Unidos de impedir la entrada de combustible a la isla caribeña.

“Hoy denuncio ante el pueblo de Cuba y el mundo que la administración de EE.UU. ha comenzado a actuar con mayor agresividad para impedir la llegada de combustible a Cuba, con crueles acciones extraterritoriales de bloqueo", expresó Díaz-Canel en el acto efectuado en la ciudad de Bayamo, a 740 kilómetros al este de La Habana.

El mandatario expresó que Washington trata de impedir por todos los medios el arribo a puertos cubanos de los barcos petroleros, “amenazando brutalmente a las compañías navieras, a los gobiernos de los países donde están registrados los buques y a las empresas de seguro”.

El líder cubano señaló que el plan “genocida”, está dirigido a afectar aun más la calidad de vida de la población, con el objetivo de herir a la familia cubana en su cotidianidad, en sus necesidades básicas, y paralelamente acusar al Gobierno cubano de ineficacia, y buscar el estallido social.

En esa línea, Norberto Galiotti, miembro de la Multisectorial de Solidaridad con Cuba, destacó la lucha de 1953 frente a la dictadura de Fulgencio Batista y puntualizó el contexto actual que cuenta con una ofensiva imperialista.

“Tenemos un escenario unipolar, con una hegemonía muy fuerte de un imperio feroz, genocida y guerrerista que intenta imponer su política a partir de la violencia y la prepotencia como lo ejemplifica la Ley Helms-Burton”, expresó.

En esa sintonía remarcó que “estamos en un mundo globalizado en un intento de transición a un capitalismo que ni siquiera contempla la formalidad del sistema democrático burgués y aspira llegar a condiciones mucho peores para la humanidad”.

Asimismo, agregó: “Estados Unidos busca negarle el acceso al crédito a Cuba y paralizarla con el bloqueo de la energía para que no pueda poner en funcionamiento su producción. Está claro que buscan terminar con ese ejemplo de dignidad de soberanía, en el que Estados Unidos y la UE no pueden dar una batalla de ideas, solo pueden realizar sabotaje e intentos de magnicidio: esa es la política actual del imperio”

En ese sentido, Galiotti recalcó que “hay que destacar el accionar de los revolucionarios cubanos, que tras ser derrotados en la batalla del 53, cinco años después se alzaron victoriosos ante un ejército poderoso y en las narices de los Estados Unidos”.