Un ex policía fue juzgado por delitos de lesa humanidad contra militantes del PC

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Tribunal Oral Federal de Concepción del Uruguay (TOF) condenó a 17 años de prisión  al ex policía Julio Rodríguez, por  el juicio por la denominada “Causa PC”.

Tras cuarenta años, el ex policía Julio Cesar Rodríguez fue condenado  por los casos de privación ilegal de la libertad agravada por torturas contra los militantes del Partido Comunista de la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay, perpetrados en enero de 1978: Carlos Julián Stur y Juan Bautista Echeverría.

El martes se desarrollaron los alegatos durante tres horas y media. Para el imputado, el ex policía Federal Julio César Rodríguez –a quien denominaban Moscardón Verde– el Ministerio Público Fiscal y la querella solicitaron 19 años de prisión de cumplimiento efectivo. Mientras tanto la defensa oficial solicitó “la absolución” o que en su defecto reciba “una condena justa” porque se argumentó, entre otros puntos, que no se pudo reconocer que Rodríguez haya sido quien torturó a las víctimas y que solo se lo podría enjuiciar en el marco de la privación ilegítima de la libertad.

Sin embargo, el tribunal presidido por el juez Jorge Sebastián Gallino e integrado además por Mariela Emilce Rojas de Di Prettoro y Osvaldo Facciano, sentenciaron a 17 años al represor. Vale mencionar, que entre los abogados querellantes se encuentra Marcelo Boeykens, integrante de la Lahd y  militante del PC.

Este caso recorre un camino de cuarenta años donde se exige justicia para los militantes del PC que fue arduo. Como se recordará, previamente de concurrir a los cuarteles de Concepción del Uruguay, ambas víctimas fueron a ver al juez federal (Héctor) Neyra para que el Poder Judicial les otorgue garantías sobre su integridad, algo que les fue negado.

Con estos manejos del Poder Judicial entrerriano, es que se viene desarrollando este juicio, uno tiene sobradas muestras de cómo jueces federales estaban al tanto de las torturas a las que eran sometidas las víctimas y donde son escasísimos los casos en donde el Poder Judicial alzó la voz durante la dictadura.

 

La importancia de la memoria

 

Alejandro Milocco, Secretario del PC de Entre Ríos,  dejó en claro que “más allá de que la pena no era la que se requirió, es importante que existió la condena y que se pudo poner en discusión la importancia de los  juicios de lesa humanidad”.

“En un contexto desfavorable para el movimiento popular en Latinoamérica, donde la persecución a los dirigentes y los golpes de estado vuelven a ser parte del protagonismo político, es importante esta victoria para nosotros”, sostuvo Milocco.

En este sentido, el dirigente del PC de Entre Ríos, puso en valor que “los querellantes eran camaradas del partido que sufrieron todo esto” y que “hoy se haga justicia por ellos”.

Sin embargo, este juicio para el PC guarda un valor muy simbólico, ya que para Milocco “rescatamos que el PC era víctima del hostigamiento y persecución de las fuerzas para policiales y los militares no solamente en la dictadura  cívico militar sino también en años anteriores”.

Tras lo que añadió que “es innegable que el partido disputaba y tenia protagonismo durante los setenta, y que antes de la dictadura ya éramos perseguidos por las fuerzas de la derecha”.

“Fue reparador para los compañeros y fue una instancia muy importante para todo el partido para esto tiene que estar en la memoria colectiva”, remarcó el dirigente del PC.

Por lo que fue contundente cuando dijo que “volvimos a poner al partido en un lugar en fundamental en la lucha por la verdad, la memoria y la justicia, lugar en el que ya estaba pero que algunos sectores no lo recocían”.