Los docentes marcan el camino

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El inicio de la paritaria docente a nivel nacional y provincial va a incidir en el rumbo de la discusión general para toda la clase trabajadora y marca las principales disyuntivas de la etapa: ¿quién va a pagar el saqueo macrista?
 
La difícil situación económica que atraviesa la provincia de Buenos Aires, luego de cuatro años de saqueo orquestado e implementado por Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, profundizan las contradicciones de clase en la principal jurisdicción del país. En ese marco, en la última semana dos hechos señalan las complicaciones que esto provoca: el gobernador de la provincia, Axel Kicillof, se vio “obligado” a cancelar en efectivo el vencimiento de deuda con acreedores extranjeros y, al mismo tiempo y por este motivo, a posponer por un mes el pago de una cláusula gatillo correspondiente a la paritaria del 2019. ¿Había alternativa?
Al respecto Christian Poli, Secretario General del Suteba de Zárate y dirigente del Partido Comunista, afirmó que “la única alternativa que existe es recaudar y financiar el presupuesto de la provincia afectando los intereses de los grandes grupos económicos, especialmente exportadores” y remarcó “los docentes tenemos que ser parte de la discusión política respecto a cómo el Estado se financia”.
Una vez más, los trabajadores docentes se encuentran en el seno de una discusión que afecta al conjunto de la clase obrera argentina ¿cómo hacer para que las consecuencias del ajuste y el saqueo macrista recaiga sobre los principales grupos económicos y no sobre los sectores populares?  
Poli señaló que “es necesario fortalecer las luchas populares, la organización popular y trabajar sobre la conciencia de los trabajadores para construir una fuerza política que sostenga e impulse un programa económico que permita recuperar el terreno perdido y afectar los intereses de los sectores concentrados de la economía”.
 
Avances
No obstante a las dificultades señaladas, Poli remarcó que “en estos pocos meses hemos logrado algunos avances importantes que implican un giro de ciento ochenta grados con relación a la política educativa del macrismo” y enumeró algunos ejemplos “paradigmáticos” como la convocatoria a la paritaria nacional por parte del ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y la devolución de los descuentos por días de paro que había efectuado Vidal y que Kicillof reintegró.
Tanto a nivel nacional como a nivel provincial, el gobierno y los sindicatos ya comenzaron a trabajar en las discusiones paritarias de este año. En el plano nacional, Trotta se manifestó a favor de “eliminar las cláusulas gatillos” que desde su punto de vista señalan el fracaso de la política económica y educativa del macrismo, y propuso pactar con los sindicatos revisiones trimestrales de los acuerdos paritarios. En ese sentido, Poli remarcó que “a nosotros lo que nos interesa es que los trabajadores no pierdan derechos ni poder adquisitivo frente a la inflación”, por lo que “nos parece bien cualquier mecanismo que garantice estos dos puntos que al día de hoy son fundamentales”.
En tanto, la discusión salarial en la provincia de Buenos Aires para docentes y estatales comenzará la próxima semana, según confirmaron en la gobernación. Allí, Suteba volverá a plantear que “el retroactivo es parte de nuestro sueldo y que necesitamos que lo adelanten”, según confirmó María Laura Torre, secretaria adjunta de Suteba, en declaraciones radiales a la AM750.
En definitiva, lo que está en juego en este primer año de nuevo gobierno -nacional y provincial- es la posibilidad de emprender un camino de recuperación económica basado en el mercado interno, el consumo y la mejora de la calidad de vida de los sectores populares o, de lo contrario, la profundización de la impunidad política y económica de los ganadores de siempre, que con el macrismo obtuvieron ganancias inéditas y que ahora se aprestan a defender sus intereses en detrimento de la mayoría de la población. En esta pelea, “los trabajadores docentes tenemos un protagonismo importante”, concluyó Poli.