Ante la crisis, el capital responde

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La empresa Dánica despidió trabajadores en plena emergencia social y “hasta nuevo aviso” tendrá sus puertas cerradas. La empresa acordó con el gobierno restablecer el procedimiento preventivo de crisis.

Burlando el decreto que prohíbe despidos durante dos meses y aunque es una empresa de producción esencial, la semana pasada, empresa Dánica dejó en la calle a los trabajadores y bajó la persiana “hasta nuevo aviso” de la planta que posee en la localidad lomense de Llavallol.
La situación venía de lejos pero, al parecer, la patronal aprovechó la crisis provocada por la pandemia de Covid-19, para saldarla de la peor forma.
La empresa ya debía el pago de un bono de 52 mil pesos a los operarios, además de aportes previsionales, al tiempo que ya durante 2019, había impuesto reducción salarial con el argumento de que sus ventas caían junto a la merma de consumo.
Entonces, la respuesta de los trabajadores fue ir al paro y la de la patronal el despido de 33 obreros. Ahora, la decisión de la empresa, hizo que alrededor de 150 trabajadores quedaran en la calle.
En este sentido, Pedro Ponce, Concejero escolar de Lomas de Zamora, aseveró que “se está dando una ofensiva del gran capital que ve como una amenaza las alternativas que se están construyendo de para salir de esta crisis”.
“En un país endeudado y con una economía planchada, el gran esfuerzo lo tienen que poner el gran capital”, aseguró. Tras lo que apuntó que “se muestran como los pobrecitos en esta crisis.
A su vez, Ponce calificó como “obscenos” estos hechos de despidos y que forman parte de una “provocación”. “Es parte de la batalla de ideas porque algo que se está poniendo en los debates es la presencia del estado en salud, economía etc”.
Por lo que dejó en claro que “en los países con proyectos neoliberales es donde más pegó la pandemia porque hicieron agua por todos lados”. En esta línea, tomo la actitud de los sectores empresariales como “respuestas políticas porque ven que este gobierno está teniendo bastante aceptación por cómo viene llevando la pandemia”.
También, se refirió a la represión policial que sufrieron los trabajadores del frigorífico Penta de Quilmes. “La policía viene con el envión que le dio Bulrrich, es injustificable lo que hicieron”.
Para finalizar, no dudó en afirmar que “hay que tomar medidas fuertes contra los que aumentan los precios y en la economía general”, por lo que remarcó que “no son tipos que están fundidos o muriendo de hambre”.