Protesta en la empresa Bridgestone

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los trabajadores de la planta de neumáticos ubicada en Lavallol realizaron un paro para exigirle a la empresa condiciones sanitarias para el trabajo, ya que dos empleados dieron positivo de Covid-19.

“Nos solidarizamos con los trabajadores, a quienes ni en un contexto como este se les quieren garantizar condiciones laborales aptas para el momento”, recalcó el militante del Partido Comunista de Lomas de Zamora, Pedro Ponce, al referirse a la situación que atraviesan los trabajadores de la planta Bridgestone-Firestone de Llavallol que llevaron a cabo un paro para protestar contra el “incumplimiento de la empresa de las medidas sanitarias elementales”.
La medida de fuerza tuvo lugar el miércoles pasado, después de que en esa planta se registraran dos casos positivos de Covid-19, que se suman a otros cuatro que se conocieron la semana pasada.
Cuando se supo de esos casos, la patronal seguía “obligando a trabajar a los contactos estrechos de las personas infectadas, negándoles hacer la cuarentena”, se denunció desde la Comisión Interna.
Esta situación tiene lugar en momentos en que la Ciudad y el conurbano de Buenos Aires es donde está la peor concentración de casos de coronavirus, algo que ya encendió luces de alarma.
“Podemos discutir si en tres o seis semanas pero estamos camino a saturación del sistema de salud, pero vamos en ese camino si no aplanamos la curva” advirtió desde los equipos que asesoran a Axel Kiciillof, el especialista Guillermo Durán, a la hora de analizar la situación de estrés a la que podría acercarse el sistema sanitario en la zona Amba.
Durán es investigador del Conicet y director del Instituto de Calculo y destacó que en el Amba “las cosas están complicadas”, tras lo que hizo hincapié en que “todo lo que se hizo estuvo muy bien, pero falta algo más”, esto es “un fuerte seguimiento de los contactos”.
En este sentido, el militante del PC de Lomas de Zamora, Pedro Ponce, repudió que la empresa Brindstone no garantice condiciones sanitarias para los trabajadores en un contexto de Pandemia, y se solidarizó con el reclamo que están llevando a cabo.
A su vez, no dudó en afirmar que “está es la forma en la quieren abrir la economía, sin ninguna medida de protección al trabajador”. Por lo que fue claro cuando dijo que “debe intervenir el municipio”.
“Esto no es otra cosa que el capital por la vida de las personas como se está viendo en casi todo el mundo”, opinó el también Concejero escolar de Lomas de Zamora e integrante de La Violeta.
“La situación en el municipio está difícil como en la capital y en otros rincones del conurbano”, aseveró. Además, dejó en claro que hay sectores muy inconscientes que están saliendo cuando no hay necesidad porque no son los que tienen que ir a buscar el mango para comer.
En esta línea, advirtió que “las políticas sociales no terminan de llegar a todos y a todas”. Por lo que al finalizar reflexionó: “Si diez millones solicitaron el IFE demuestra que hace mucho tiempo hay una cantidad inmensa de personas por fuera del sistema y que el hambre es uno de los principales problemas en la Argentina”.