Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

16
Dom, Jun
82 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Una multitud se plantó ante el proyecto de reforma laboral regresiva que impulsa el gobierno. “Es antiobrera y una monstruosidad”, recalcó el titular del Partido Comunista, Dimitris Koutsoumbas, para definir ala iniciativa.

“El movimiento sindical de todo el país dio una respuesta contundente al gobierno, al Estado y a los empleadores comprometidos con el proyecto de ley presentado en el Parlamento que es antiobrero y una monstruosidad”, recalco el secretario general del Partido Comunista de Grecia (KKE), Dimitris Koutsoumbas, al asistir a la contundente manifestación que tuvo lugar en Atenas para protestar contra la iniciativa del gobierno presidido por Kyriakos Mitsotakis, que prevé una reforma laboral regresiva.

La cita principal fue ayer jueves en Plaza Syntagma ante la sede del Parlamento, pero también hubo marchas importantes en Salónica y otras ciudades en las que decenas de miles de trabajadores se pronunciaron contra la iniciativa que permite que las empresas impongan un sexto día laboral y que modifiquen los horarios de los empleados para adaptarlos a las necesidades de producción de las patronales.

“No nos convertiremos en esclavos modernos” y “las ocho horas de jornada fueron y serán una conquista de los trabajadores”, fueron las principales consignas que se hicieron oír en Syntagma para salir al cruce de la normativa que el premier impulsa con el apoyo de la bancada conservadora de Nueva Democracia, que tras las elecciones del pasado junio se quedó con la mayoría absoluta del Congreso donde tiene 158 de los trescientos escaños.

“Los trabajadores dieron una respuesta contundente a la gran mentira y engaño del gobierno sobre la progresión salarial, así como a su política criminal que destruye las vidas, propiedades y derechos del pueblo griego basándose en la noción de costo versus beneficio que sólo está puesta al servicio de las ganancias del pocos”, hizo hincapié Koutsoumbas, mientras que el bloque de diputados del KKE rechazó el proyecto que, denunció, “presenta flagrantes mentiras con respecto al movimiento obrero”, pero también instó “a los trabajadores y al pueblo a no tolerar la barbarie moderna”. Y destacó que los comunistas seguirán liderando, “junto con el pueblo y aún con mayor determinación, la organización de la lucha popular de los trabajadores por la abolición de esta ley antiobrera”, al tiempo que “fortalecerá la contraofensiva contra la barbarie capitalista”.