Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Jue, Jun
91 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Pese a una década de campañas y Lawfare para derribarlo y proscribirlo, Lula ganó las elecciones presidenciales, pero deberá competir cara a cara con Bolsonaro en el ballotage que se celebrará el próximo 30 de octubre. La vicegobernadora de Pernambuco y presidenta del PCdoB, Luciana Santos, llamó a “ocupar las calles para garantizar la victoria de Lula”.

Luiz Inacio “Lula” Da Silva ganó las elecciones presidenciales realizadas ayer en Brasil pero no alcanzó el 50 por ciento, por lo que deberá vencer en el ballotage al actual presidente, Jair Bolsonaro, el próximo 30 de octubre. De acuerdo al conteo del Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, con el 99,51 por ciento de los sufragios contabilizados, Lula obtuvo el 48,31 y Bolsonaro el 43,30 por ciento. Lula fue el más votado en los nueve estados del Nordeste, además de Minas Gerais, Pará, Tocantins, Amapá y Amazonas. Bolsonaro ganó en todos los estados del Sur, Sudeste (con excepción de Minas-Gerais) y Centro-Oeste, además de ser primero en Rondônia, Roraima y Acre.

 

Luego de la victoria, Lula dijo que “me emociona mucho la esperanza del pueblo brasileño” y ratificó su convicción de que “por eso digo que voy a ganar las elecciones, para recuperar el derecho del pueblo a ser feliz”. Para lograrlo, manifestó que “a partir de mañana, estaremos nuevamente de campaña, no descansaremos” y detalló que “hablemos con nuestros oponentes y con nuestros amigos para persuadirlos de que somos la mejor solución para solucionar la vida del pueblo brasileño”.

 

Pese al Lawfare que lo tuvo como epicentro de los ataques del imperialismo yanqui y de sus aliados locales durante casi una década desde que concluyó su presidencia en 2011, pese a haber sido encarcelado durante 580 días y no obstante los intentos y las presiones del gobierno de Bolsonaro y de la Embajada de Estados Unidos para proscribirlo, Lula obtuvo más de 57 millones de votos, seis millones más que su competidor directo.

 

Las próximas semanas estarán marcadas por un incremento de las acciones antidemocráticas por parte de Bolsonaro y sus aliados, muy similares a las que sufrió Lula durante las campañas de hostigamiento con las que buscaron derribarlo. Los pronósticos de cara a la segunda vuelta son inciertos, aunque entre las fuerzas que acompañan al candidato del PT hay mucho optimismo. Sin embargo, la esperanza no subestima las posibles jugadas de la derecha local. Luego de la victoria de anoche, la vicegobernadora de Pernambuco y presidenta del PCdoB, Luciana Santos, llamó a “ocupar las calles para garantizar la victoria de Lula”. Para la dirigente comunista, los resultados “indican que la mayoría de la población rechaza el proyecto del actual presidente”.

 

La dirigente del PC detalló que la coordinación de la campaña de Lula se reunirá este mismo lunes para organizar las primeras acciones de cara al ballotage. “Desde el martes ya estaremos en el campo. Vamos a ocupar las calles, hablar con todas las personas que podamos, para sensibilizar a la población y garantizar aún más apoyo a Lula”, declaró.