Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Jue, Jun
91 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Así lo denunció el PIT-CNT en una contundente movilización que se llevó a cabo en Montevideo en la que se señaló la responsabilidad que tiene en esto la Presidencia Lacalle Pou.

Una contundente movilización fue la que llevó a cabo el martes pasado el PIT-CNT en Montevideo, para concentrar ante la sede del Ministerio de Economía y Finanzas, bajo la consigna “La clase trabajadora contra el modelo de la desigualdad”, para exigir reducción de la jornada laboral y para pronunciarse contra las privatizaciones en las que avanza el gobierno que encabeza Luis Lacalle Pou.

“Una vez más y todas las veces que sea necesario, la clase obrera organizada, el conjunto de los trabajadores estamos en la calle planteando una perspectiva que es de lucha pero es de esperanza”, advirtió al dirigirse a los presentes el presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala, tras lo que fue claro al repudiar la irrupción en la escena política regional de “personajes vinculados al fascismo” como Jair Bolsonaro y Javier Milei a quienes tildó de “falsos profetas”.

En esta dirección, convocó a recorrer el camino de la “democracia profunda hasta sus últimas consecuencias”, por lo que apuntó contra el gobierno uruguayo que impone un “modelo de la desigualdad” en el que “la sociedad es concebida como la suma de individuos egoístas que buscan maximizar su utilidad”, algo que caracterizó como contrario al ideal artiguista de la “pública felicidad”.

De ahí que, sin dudarlo, Abdala acusó a la Presidencia Lacalle Pou de “extremar la desigualdad” y sostuvo que el PIB aumentó a lo largo de los últimos años, al tiempo que “se achicó el salario y creció la pobreza”, algo que denunció como una “afrenta en un país rico” donde “todas y todos podemos ser felices”.

Y recalcó que es preciso llevar adelante un “programa de transformaciones profundas, en donde el centro es nuestro pueblo: el trabajador, el vulnerado, el explotado, el desposeído por una estructura social injusta que nos convoca a la miseria y a la explotación”. Por lo que hizo hincapié en que se vuelven necesarias “políticas explícitas y activas que promuevan la integración profunda de América Latina, la complementación productiva intraindustrial, la infraestructura común de nuestro continente y políticas productivas”.