Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La junta médica convocada por el Tribunal Oral Federal que lo condenó va a evaluar si acepta el pedido de su defensa que solicitó la prisión domiciliaria por el riesgo de contagiarse Coronavirus.

La defensa del represor Alfredo Astiz solicitó prisión domiciliaria ante la pandemia mundial del Coronavirus, pedido que llevó al Tribunal Oral Federal 5 a convocar a una junta médica que evalúe la situación.
Vale recordar que Astiz cumple dos condenas a prisión perpetua, porque el TOF 5 lo halló culpable de haber perpetrado delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico-militar. El genocida está alojado en la cárcel de Ezeiza, tiene 69 años y padece cáncer de próstata, por lo cual su defensa argumenta que integra el grupo de riesgo ante el Covid-19.
La solicitud se hizo en el contexto del pedido que llevó a cabo la Cámara Federal de Casación, que ordenó a los Tribunales la "urgente tramitación de cuestiones referidas a personas privadas de libertad que conformen el grupo de riesgo en razón de sus condiciones preexistentes".
Asimismo, estableció "la adopción con carácter urgente y en forma conjunta de un protocolo específico para la prevención y protección del Coronavirus Covid-19 en contexto de encierro".

Primero a los Presos Políticos

Pedro Dinani, abogado de la Liga Argentina por los Derechos Humanos, enfatizó que la prioridad debe estar en la salud de quienes son presos políticos y de otros presos que poseen condenas leves.
“Los defensores de cada uno de los genocidas condenados han empezado a pedir domiciliarios. En ese sentido desde la Ladh sacamos un pronunciamiento en el que insistimos que el Coronavirus no debe servir para la impunidad de los que cometieron delitos de lesa humanidad, que atentaron contra la vida y en este momento contra la Memoria”, expresó Dinani.
En ese sentido recalcó que “primero se deben revisar las causas de los detenidos en condiciones políticas como Amado Boudou, Milagro Sala y Luis D'Elía, es imperioso primero resolver esas situaciones. También de quienes se encuentran presos por delitos leves”.
“Antes que discutir domiciliaria de genocidas, hay que despoblar las cárceles de gente que se encuentra hacinada que tienen condenas leves, como el caso de Boudou y D'Elía. Las preocupaciones deben estar primero en esos compañeros que están indebidamente detenidos”, insistió el abogado de la ladh.