Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

15
Sáb, Jun
86 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Procesaron al ex guardia cárcel Vicente Agustín Puppi que era celador en la cárcel de Villa Las Rosas cuando se llevaron a las once personas que fueron asesinadas en julio de 1976.

El juez federal de Salta, Julio Bavio, procesó al ex guardia cárcel Vicente Agustín Puppi como partícipe secundario de las vejaciones infligidas a once personas, mientras estaban detenidas por razones políticas y que fueron después fueron asesinadas en el hecho conocido como Masacre de Palomitas, que fue perpetrado el 6 de julio de 1976.

La resolución fue adoptada por el magistrado el 29 de diciembre ordena también la prisión preventiva de Puppi, pero dispone que siga en libertad “hasta la etapa del plenario”, aunque le traba embargo por 1.500.000 pesos.

Se trata de un proceso que se sustancia por escrito, ya que se aplica el viejo Procedimiento en Materia Penal de la Nación, que es el que estaba vigente en el momento en el que se consumaron los hechos por el que se somete a juicio,  a Puppi y a los ex guardia cárceles Víctor Manuel Rodríguez y Juan Salvador Sanguino, así como al militar retirado Luis Dubois.

La Masacre de Palomitas es un episodio que fue parte de la acusación en el Juicio a las Juntas Militares de 1985. En este hecho, once personas que estaban presas en la cárcel de Villa Las Rosas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, fueron sacadas del penal con la excusa de que se las iba a trasladar a un penal de mayor seguridad, pero fueron acribilladas durante el camino.

Todo esto ocurrió con conocimiento del juez federal Ricardo Lona que falleció durante junio de 2022, quien fue procesado como autor y partícipe secundario en decenas de crímenes de lesa humanidad antes y durante la última dictadura.

Por las características de este episodio, oportunamente, el proceso de investigación que fue poniendo en el banquillo de los acusados a los responsables de la Masacre de Palomitas, fue descripto desde el Partido Comunista y de la Liga Argentina por los Derechos Humanos como “una pulseada con el Poder Judicial en Salta”.