Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Mié, Jun
90 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

A 47 años de La Noche de los Lápices el movimiento estudiantil protagonizó una intensa jornada de lucha y Axel Kicillof presentó el boleto estudiantil terciario. “Es la mejor forma de rendir homenaje”, puntualizó el gobernador bonaerense.

Una masiva marcha de estudiantes se realizó el viernes pasado en La Plata a 47 años de La Noche de los Lápices. Como todos los años, se rindió homenaje a los estudiantes que fueron secuestrados y desaparecidos por la última dictadura cívico militar el 16 de septiembre de 1976. “Vamos a seguir recordando los pibes y tomando sus banderas de lucha”, aseveró al respecto Jonás García Leri, militante de La Fede y del MUI de La Plata.

La marcha inició en Plaza Italia y finalizó en Obras Públicas con un acto convocado por la Unión de Estudiantes Secundarios de la ciudad de La Plata, junto a la Federación de la Provincia de Buenos Aires.

La noche del 16 de septiembre de 1976, se perpetró un operativo conjunto de efectivos policiales y del Batallón 601 de Ejército, para capturar a diez adolescentes que tenían entre dieciséis y dieciocho años y, en su mayoría, eran integrantes de la Unión de Estudiantes Secundarios. Poco antes los pibes habían marchado en reclamo del boleto estudiantil, que fue uno de los derechos suspendidos tras el golpe militar. Todos fueron conducidos al centro clandestino de detención Arana, donde se los torturó durante semanas y, después, se los trasladó al Pozo de Banfield.

El viernes y bajo la consigna “La Patria se recupera con el FMI afuera”, fueron más de cincuenta los centros de estudiantes de treinta municipios de la zona Amba, La Costa y el interior de Provincia de Buenos Aires que se hicieron presentes en la movilización, donde también fueron de la partida representantes de organismos de Derechos Humanos, organizaciones políticas, sindicatos y gremios docentes y del movimiento universitario.

En este sentido, García Leri destacó positivamente que “la marcha por aniversario de La Noche de los Lápices cada año aumenta en masividad”, tras lo que no dudó cuando aseveró que “no se debe reducir el 16 de septiembre a que los desparecieron simplemente por querer el boleto estudiantil”, por lo que recordó que “ellos querían tirar abajo la dictadura porque luchaban por un mundo justo y, buena parte de esos estudiantes secundarios, eran revolucionarios”.

Por otra parte y con este telón de fondo, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, estuvo presente en el acto de lanzamiento del boleto estudiantil terciario donde hizo hincapié en que esa es “la mejor forma de rendir homenaje” a los estudiantes secuestrados y desaparecidos el 16  de septiembre de 1976.

Fue durante la inauguración del nuevo edificio de la Escuela Secundaria 40 de Barrio El Rocío, en la localidad de Manuel Alberti, y ahí Kicillof valoró positivamente que “a pesar del tiempo transcurrido, miles de pibes y pibas tienen en claro que fueron esas luchas las que posibilitaron las conquistas de hoy”, por lo que “no hay mejor forma de rendir homenaje a quienes dieron su vida por los derechos de todos y todas, que ampliar el boleto estudiantil para que llegue a las y los estudiantes del nivel terciario”.

La ampliación del boleto estudiantil alcanza a estudiantes bonaerenses del nivel terciario que asisten a 350 instituciones en localidades que cuentan con el sistema Sube, tanto en el área metropolitana como en el interior provincial. Y se aplicará igual que a nivel universitario, contemplando 45 viajes al precio de la tarifa plena mínima de cada jurisdicción.

“Es muy importante, simbólica y políticamente, que Kicillof revindique a los pibes, cuando hay otros candaditos que salen a decir que salen a decir que eran terroristas”, sostuvo García Leri aludiendo a la postura expuesta por la candidata a vicepresidenta por La Libertad Avanza, Victoria Villarruel, que hace dos semanas utilizó la Legislatura de Ciudad de Buenos Aires para homenajear a la última dictadura y a sus protagonistas.

Y, en este contexto, García Leri fue claro cuando dijo que “el tejido democrático que hemos sabido construir como pueblo se está resquebrajando, hay hechos claros que lo señalan como el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y las amenazas fascistas a compañeros”. De ahí que “debemos seguir el legado de la lucha de los pibes y de los 30 mil” y, para eso, “la memoria tiene que crecer de todos los ámbitos políticos”.