Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Lun, May
81 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En la ciudad de Santa Fe, el Concejo Municipal aprobó un proyecto de ordenanza por el que declara la Emergencia Alimentaria. “La situación es tremenda y nos obliga a seguir peleando por esto” sostuvo desde el MTL, Rubén Salas.

El Concejo Municipal de Santa Fe, aprobó un proyecto de ordenanza por el que declara la Emergencia Alimentaria en su jurisdicción, a partir de una idea que fue presentada como Iniciativa Popular por las organizaciones sociales de la ciudad, que establece la institucionalización de forma permanente del Fondo se Asistencia Alimentaria que debe destinarse al financiamiento de los gastos de los comedores y merenderos con una permanente provisión de alimentos de calidad, así como para mejorar su infraestructura y dotarlos del equipamiento necesario para su funcionamiento.

La norma prevé que se cree un registro de comedores y merenderos que funcionan en la ciudad, pero también la conformación de la Mesa de Diálogo Social y Económico que tiene que estar compuesta por representantes del deliberativo y el ejecutivo comunal, como así de las organizaciones sociales.

“Ante el cierre de comedores populares por la falta de insumos y con un panorama en el que, sin cerrar, otros se ven forzados a funcionar menos días por semana, buscamos que se declare la emergencia”, señaló Rubén Salas, quien además de ser el secretario del Partido Comunista de Santa Fe, integra el Movimiento Territorial Liberación.

En este sentido, Salas recordó que ya durante 2018, “habíamos presentado un proyecto para que se declare la emergencia, pero ese intento acabó volviéndose una instancia compleja y burocrática en la que no se pudo terminar de funcionar adecuadamente, para poder discutir sobre la realidad social y actuar sobre ella”.

Por eso y en base a esa experiencia, “esta vez, lo que hicimos con los compañeros de la Utep, es poner sólo tres puntos: la emergencia alimentaria, la apertura de un registro y la conformación de una mesa de dialogo social”.

En lo inherente a la Emergencia Alimentaria, Salas explicó que es un instrumento diseñado “para que el intendente tenga las manos libres, para poder conseguir créditos y sacar fondos de otro lado para emplearlos en esto”, mientras que sobre el registro de organizaciones sociales, sostuvo que es importante “saber cuántas son las que dan de comer y copa de leche, en qué dirección, día y horario funcionan, a qué cantidad de personas asisten y que estén identificadas con nombre y DNI”, así como que quede constancia de quiénes trabajan en estos lugares.

“Hasta ahora nunca había existido en Santa Fe un registro así” indicó Salas y añadió que “esto es importante porque así tiramos abajo el discurso que la derecha intenta imponer diciendo que en los comedores ‘se roban todo”’.

Y puntualizó que “ahora el Estado tiene la obligación de controlar y nosotros tenemos la obligación de controlar al Estado”.

Asimismo, acerca de la Mesa de Diálogo Social que habilita el proyecto convertido en ordenanza, el integrante del MTL recalcó que “debe ser operativa como para que se pueda discutir la realidad puntual de lo que está pasando en nuestro territorio” y adelantó que ya se está llevando a cabo un censo de las organizaciones que tienen comedores y merenderos, por lo que “esperamos que durante las próximas semanas se puedan abrir de nuevo los comedores con el porcentaje que entrega la Municipalidad, porque hay que aclarar que el Municipio no va a financiar absolutamente todo lo que necesita cada comedor, sino que sólo lo va a hacer con un porcentaje, del resto se tienen que hacer cargo la Provincia y la Nación”.

De ahí que “seguimos reclamando a los estados nacional y provincial, ya que con lo de la Municipalidad sola no alcanza”, pero también “reclamamos porque hay que partir de la base de que no debería haber comedores populares, ya que los chicos y las familias deberían comer en sus casas y todos juntos, pero la situación es tremenda y nos obliga a seguir peleando por esto, no es lo que nos gusta, pero es lo que debemos hacer por la situación que hay en el territorio”.

Lo que dice Salas no tiene nada de antojadizo. Según los datos que entrega el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, en la ciudad de Santa Fe y su conurbano la pobreza afecta al 48,9 por ciento de la población, en tanto que la indigencia subió al 15,3. Pero en el caso de los pibes las cifras son aún más alarmantes, ya que el 63 por ciento vive en condiciones de pobreza.

“Esta es una realidad que se vive a diario y es insoportable”, alertó Salas y señaló que el MTL tiene un comedor en el barrio Santa Rosa de Lima al que “continuamente la gente viene a pedir comida, a ver si hay algo de mercadería, si hay alguna changa para hacer…la verdad que es algo que parte el alma, pero hay que aguatar y decirle a todos esos compañeros que están en esa situación que tienen que llegar enteros al momento en el que se vaya a salir a la calle para exigir que este gobierno se vaya”.