Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Liga Argentina por los Derechos Humanos repudió la decisión de YPF de negar combustible a las aeronaves de Cubana de Aviación que, por tal motivo, debió suspender sus vuelos entre Buenos Aires y La Habana.

“Ante la decisión de empresas petroleras en nuestro país de sumarse al criminal bloqueo estadounidense contra Cuba, hacemos llegar el más absoluto repudio a esta nueva agresión contra la economía de la Isla y, por ende, contra el pueblo cubano”, recalcó la filial Salta de la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), al referirse a la decisión de continuar suministrando combustible a las aeronaves de Cubana de Aviación.

“Estas acciones de descarada sumisión al imperialismo, no representan la voluntad de nuestro pueblo, cuyo respeto y afecto por la patria de Martí, tarde o temprano volverán a ser la base de nuestra fraternal relación”, puntualizó la Ladh sobre la medida que forzó la suspensión de los vuelos que la línea de bandera cubana, hacia desde hace varias décadas entre Ezeiza y el aeropuerto internacional José Martí de La Habana.

Por medio de un comunicado, Cubana de Aviación explico que la suspensión de vuelos se debe a “la abrupta negativa de las empresas proveedoras de combustible de aviación en la República Argentina, de prestar servicio a la aerolínea y a sus vuelos autorizados por la Anaac, invocando las disposiciones de las medidas de bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba”.

Queda claro que la determinación de suspender el suministro de combustible fue adoptada directamente por la Presidencia Milei, pero también que lo hizo a instancias de EE.UU., ya que es una forma de extender hasta nuestro país el bloqueo que Washington perpetra contra Cuba desde hace más de seis décadas.

Este bloqueo que Washington reforzó durante 1996 con la sanción de la Ley Helms-Burton, fue condenado treinta veces por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en votaciones que tuvieron lugar a lo largo de las últimas décadas. Una de las más recientes, la de 2016, terminó con una abrumadora mayoría de 191 votos en contra del bloqueo y apenas dos a favor de que continúe: los respaldos fueron los de Estados Unidos e Israel.