Por la universidad del pueblo 

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se llevó a cabo el campamento del MUI en el delta del Tigre donde el movimiento estudiantil universitario se reencontró presencialmente después de dos años. 

“Fueron días de encuentro, de volver a recentrarse  y a recolectar  fuerzas para seguir dando batalla”, aseveró Guadalupe Viñuela Flores, militante del Movimiento Universitario de Izquierda (MUI) de la UNLP y de La Fede.

El campamento realizado en el recreo de Suteba de Tigre la semana pasada conto con la presencia de militante y estudiantes de universidades de todo el país para discutir los desafíos que se le presentan al movimiento estudiantil.

El viernes por la tarde  se llevó a cabo el taller de comunicación en la universidad. Luego un debate  la lucha por condiciones de acceso, la permanencia y el egreso, y también sobre cómo la universidad se vincula con el territorio.

Se hizo hincapié en una  necesidad de una reconquista de derechos que muchas universidades no garantizan como el comedor, becas etc. Asimismo, se trató la necesidad  de poner en agenda el derecho a la conectividad y el acceso a  los dispositivos para poder sostener las bimodalidades que se empiezan a plantear a partir de la pandemia con la virtualización de la educación.

Por la noche se realizó un el fogón por la memoria, recuperando la historia de compañeros detenidos-desaparecidos del movimiento estudiantil. El sábado por la mañana se generó un debate-taller sobre ambientalismo popular y revolucionario.

En este sentido, Flores en el marco del aniversario 101 de La Fede, aseguró “el desafío sigue siendo construir una universidad que se plante desde le antiimperialismo, la soberanía, entendiendo que vamos a ser cuadros técnicos y profesionales que hagan a un mundo más justo”.

“Ante  un enemigo como es la Franja Morada, debemos plantear cual es rol de los universitario de cara al proyecto de país que queremos construir”, señaló la militante de La Fede de La Plata. Tras lo que no dudó en afirmar que “debemos organizarnos, redoblar  las apuesta y los esfuerzos para la construcción de una universidad  democrática, antiimperialista, feminista y latinoamericanista”.