Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Lo hizo la apoderada del Partido Comunista de Corrientes, Sonia López, a raíz de una publicación que aparece en la red social X. Mientras tanto, Villarruel avanza en Modo Bussi.

En su carácter de apoderada del Partido Comunista de Corrientes, Sonia López, intimó al presidente Javier Milei a que “ratifique o rectifique” si tiene algún tipo de vínculo con la autoría de una publicación que se hizo en la red social X, en la que aparece el dibujo de un león destrozando una bandera comunista con una maza.

Este mensaje fue celebrado por Milei, algunos integrantes de su equipo y, por supuesto, por la banda de trolls que forma parte de la usina que apuntala la gestión presidencial. Pero esta imagen resulta “agraviante”, advirtió Sonia López y recordó que el león que se ve en ella, no es otro que “el animal depredador” que se volvió insignia de la campaña electoral de La Libertad Avanza que, en este caso, aparece “destruyendo el emblema de mi Partido, el Partido Comunista de Argentina”.

Por lo que se dirigió a Milei, recordando que “el discurso anticomunista en la Argentina ha sido siempre el lenguaje justificatorio del Terrorismo de Estado y no estamos dispuestos a permitir que vuelvan a usar nuestras noble militancia política como herramienta de persecución contra el Pueblo”.

Pero también para dejar constancia de que “la bandera roja y la hoz y el martillo, que simbolizan la lucha de la clase obrera y el campesinado, no es sólo un símbolo internacional, sino también es el emblema reconocido legalmente en la Justicia Electoral de la Argentina que usted (Milei) debe respetar”.

Tras lo que añade que “como constituyente en 2007 y diputada entre 2011 y 2015 en Corrientes, he cumplido mi mandato con honor por mi Partido, por lo cual le exijo una respuesta bajo apercibimiento de las acciones legales que correspondan”. Porque, “Usted ganó una elección, es Presidente, no puede hacer de matón ni amenazar a los Partidos Políticos que desarrollamos nuestra actividad conforme el artículo 38 de la Constitución Nacional que indica que ‘Los partidos políticos son instituciones fundamentales del sistema democrático’”. Y, en este sentido, es clara al hacer hincapié en que “el Partido Comunista de Argentina está integrado por ciudadanos de nuestra Patria que merecen respeto y libertad también”.

La postura adoptada por Sonia López nada tiene de antojadiza y menos de exagerada. Y si para muestra sólo alcanza con otro botón, vale recordar que hace pocos días, ya no en una red social sino en un acto de las Fuerzas Armadas, la vicepresidenta Victoria Villarruel dio un discurso en el que parafraseó al genocida Antonio Bussi, cuando se refirió a aquello del “trapo rojo”.

Lo hizo al encabezar, junto al ministro de Defensa, Luis Petri, un acto convocado por el 50 aniversario del ataque del ERP contra la unidad militar de la localidad bonaerense de Azul. “En pleno gobierno democrático pretendieron que los argentinos tuviéramos cambiadas nuestras costumbres, nuestras tradiciones e, incluso, nuestra bandera, siendo cambiada por un trapo rojo”, dijo utilizando una frase que acuñó Bussi y que, poco después, el aparato de propaganda de la dictadura la multiplicó por medio de publicidades en televisión, radio y diarios.

Y como para que quede claro que lo suyo no fue un exabrupto, Villarruel añadió que “hoy es el primer paso de muchos para reconstruir la verdad histórica y para darle a cada cosa su lugar”, tras lo que volvió a la carga con uno de sus lemas favoritos de campaña cuando sostuvo: “hoy la Justicia es para todos, la memoria es para todos, la verdad es para todos”.