Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

21
Dom, Abr
78 New Articles

Sindical
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los trabajadores de la educación salen al cruce de la decisión presidencial de no transferir el dinero correspondiente a los fondos de Compensación Salarial Docente, de Incentivo Docente, Conectividad y Material Didáctico, y los Programas Educativos Nacionales y Fondo de Infraestructura.

Sin la convocatoria a la Paritaria Nacional Docente, el inicio del ciclo lectivo 2024 en la fecha prevista, corre peligro ya que hasta este momento y sin la puesta en marcha de ese instrumento, todavía no se definió el piso salarial del sector que en este contexto se declaró en estado de alerta a raíz de que son varias las provincias en las que los salarios están por debajo de la canasta básica total medida por el Indec que, al 16 de enero, se ubicaba en 495.798 pesos.

Y, como si esto fuera poco, el Gobierno Nacional no transfirió los fondos correspondientes al Fondo de Compensación Salarial Docente, el Fondo Nacional de Incentivo Docente, Conectividad y Material Didáctico, y los Programas Educativos Nacionales y Fondo de Infraestructura.

Con este telón de fondo, en la provincia de Buenos Aires el Frente de Unidad Docente que integran los distintos gremios que representan a los trabajadores de la educación pública, se declaró en “estado de alerta y movilización para defender el salario docente y el financiamiento necesario para el sostenimiento de la educación pública”.

Pero no sólo esto es lo que preocupa a la comunidad educativa de todo el país que pese al naufragio que sufrió el proyecto de Ley Ómnibus, teme que la Presidencia Miel vuelva a arremeter contra el sistema público, universal y gratuito. Esto es algo que tiene claro la subsecretaria de Condiciones Laborales y Medio Ambiente de Trabajo de Suteba, Alba Werenchuk, quien hace hincapié en que “eliminar un ámbito de negociación colectiva, es retroceder en nuestros derechos”.

En esta dirección, la integrante de La Violeta fustigó también el intento gubernamental de que desde los nueve años, los pibes puedan transitar la escuela de manera virtual. “Esto que quiso hacer por medio de la Ley Ómnibus, va totalmente en contra de todos los principios pedagógicos, porque la escuela es un espacio de socialización, de formación y de construcción del conocimiento, lo que representa un proceso que no se hace desde lo individual sino desde lo colectivo, desde el compartir con el otro y vincularse con sus pares”.

Además, sostuvo Alba Werenchuk, “sabemos por la experiencia que nos dejó la pandemia, que las clases virtuales generan problemáticas de socialización y de salud mental”, al tiempo que plantean el problema de que se puedan garantizar dispositivos y conectividad, por lo que se correría peligro “de dejar a muchísimos niños, niñas y adolescentes sin la posibilidad de recibir sus clases”.

Y, sin dudarlo, cuestionó asimismo que el gobierno nacional pretenda eliminar la Ley de Cooperadoras, permitiendo que ingresen empresas privadas a las escuelas públicas, para hacer publicidad como contrapartida por la entrega de donaciones. “Claramente esto tiene que ver con una concepción de mercantilización de la educación, que implica que el Estado se vaya retirando del papel que debe tener como garante social de la educación y entonces ya sabemos lo que sucede: se amplía una brecha de desigualdad entre aquellas instituciones insertas en barrios más humildes con respecto a la de zonas con más ingresos económicos”.