Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Jue, Jun
91 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista de la Argentina, hizo público sus “más sentidas condolencias” a su par de Chile ante el deceso de su Presidente.

Por medio de una declaración que lleva las firmas de su titular y su secretario de Relaciones Internacionales, Víctor Kot y Jorge Kreyness, el Partido Comunista de la Argentina, hizo público sus “más sentidas condolencias al Partido Comunista de Chile ante el fallecimiento de su Presidente, el camarada Guillermo Teillier”.

La nota señala que “en esta hora de dolor recordamos su intensa vida militante luchando siempre, aún en las más duras condiciones en favor de la causa de su pueblo, tanto en la resistencia a la dictadura pinochetista como en la construcción de alternativas a los mandatos del gran capital”. Y, en este sentido, extiende “nuestros sentimientos de pesar a su familia, amigos, a la militancia del Partido y la Jota y a todo el pueblo del hermano país”.

Teillier nació en la localidad de Santa Bárbara el 29 de octubre de 1943, fue dirigente estudiantil desde la época del liceo y después en la universidad.

Ya durante su trayectoria como dirigente comunista y hasta el golpe de Estado de 1973, ocupó diversas responsabilidades: fue miembro del Comité Central de las Juventudes Comunistas de Chile, ocupó los cargos de encargado de Finanzas y Organización del Comité Regional de Valdivia y cuando se perpetró el golpe era el secretario Político del Partido Comunista de Chile en su región.

Fue apresado y tras ser liberado continuó cumpliendo tareas partidarias dentro de la clandestinidad, hasta que volvió a ser detenido en julio de 1974 y así permaneció en campos de concentración hasta lo liberaron dos años más tarde.

Desde entonces, junto a Gladys Marín y una camada de destacados dirigentes y militantes, Teillier fue clave en la lucha de resistencia a la dictadura dentro del aparato de dirección que funcionaba desde la clandestinidad. Y, desde ahí, también lo fue para el desarrollo de la política de rebelión popular de masas que buscaba acabar con la dictadura y recuperar la democracia para Chile. Entre sus principales responsabilidades fue encabezar la Comisión Militar del Partido Comunista entre 1983 y 1987.

Desde 1985 integró oficialmente al Comité Central del PCCh y de cara al retorno a la institucionalidad, fue parte del colectivo de Dirección que luchó por la existencia del PCCh. En 2002, el 22 Congreso partidario lo elije como secretario general y cuando la presidenta Gladys Marín fallece, en marzo de 2005, Teillier asume como presidente interino, cargo en el que fue ratificado al año siguiente y que ocupó hasta el último de sus días.