Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

21
Dom, Abr
78 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Lo hizo la cancillería argentina por medio de un documento oficial presentado ante el juzgado que interviene en el caso del reportero detenido en Bolivia desde hace casi un año.

Por medio del Consulado General de nuestro país en Santa Cruz de la Sierra, la Cancillería argentina pidió que se libere a Facundo Molares Schoenfeld, quien desde hace casi un año se encuentra detenido en Santa Cruz de la Sierra.
Vale recordar que Molares Schoenfeld estaba en esa zona de Bolivia realizando tareas vinculadas a su profesión de reportero, cuando tras ser atendido en una sala de primeros auxilios a raíz de una descompensación, debió ser internado en el Hospital Japonés de Santa Cruz de la Sierra, ya que se agravó un problema de insuficiencia renal que padece.
El 29 de noviembre de 2020 dictaron prisión preventiva de Molares Schoenfeld en una audiencia cautelar que se hizo en el hospital y tres días más tarde una patrulla policial lo trasladó al presidio de Palmasola, donde se detectó que también padecía una infección pulmonar.
Pese a esto el 6 de diciembre y sin mediar orden judicial lo trasladaron al penal de Chonchocoro, que se ubica a cuatro mil metros de altura y donde se registran temperaturas extremas.
A raíz de esta situación, fueron muchas las voces que se alzaron para reclamar que se libere a Molares Schoenfeld, entre ellas, las del Partido Comunista y la Liga Argentina por los Derechos Humanos, que también pidieron la intervención de la Cancillería que ahora presentó un documento oficial ante el Juzgado interviniente, con copia a instancias superiores, en el que señala “la urgencia de considerar la cesación de la prisión preventiva a la que se encuentra sometido” el reportero.
Asimismo, destaca que la cesación de la prisión preventiva de Morales resulta “particularmente urgente dado su estado de salud, a lo que se suma el impacto de las injustificadas y consecutivas cancelaciones de audiencias convocadas por el Juzgado con ese fin”.
Y añade que las “diferentes omisiones que se verifican en la tramitación de las actuaciones judiciales han consolidado una situación de denegación de justicia en violación de sus derechos humanos”.
Por lo que solicitó al Juzgado que “se adopten las medidas necesarias tendientes a hacer cesar la denegación de justicia descripta, garantizando al Sr. Molares su derecho humano fundamental de acceso a la justicia y al efectivo ejercicio de todas las garantías del debido proceso”.