Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

16
Dom, Jun
82 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Un ex concejal de Entre Ríos dispone de un grupo de policías que realizan tareas de inteligencia siguiendo sus órdenes. Se trata de Emanuel Gainza, quien demuestra que los de la Gesta PRO no fue una excepcionalidad.

Mientras en el despacho del juez Ernesto Kreplak se sigue aletargando la causa en la que se debe investigar el espionaje ilegal y armado de causas contra sindicalistas y dirigentes, perpetrado la gestión de María Eugenia Vidal, uno de los discípulos de la ex gobernadora parece dispuesto a dejar en claro que lo de la GestaPRO no fue una excepcionalidad.

Se trata del ex concejal y referente del PRO en Paraná, Emanuel Gainza, quien fue denunciado por espionaje ilegal, después de que en un programa de televisión reconociera que tiene a su disposición a un grupo de policías que realizan tareas de inteligencia.

Ante esto, el titular del Registro Único de la Verdad (RUV), Marcelo Boykens, lo denunció penalmente ante el Ministerio Público Fiscal de la provincia por realizar tareas de inteligencia y de espionaje ilegal, y lamentó que Gainza y su espacio político tengan “indebidamente incorporada la actitud de espionaje en la práctica política”.

El dirigente del PRO aseveró que un grupo de policías “voluntarios”, realizan tareas de inteligencia “para prevenir que se le acercaran personas vinculadas al narcotráfico”, algo que de acuerdo a lo que recalcó Boeyken, constituyen “dichos y prácticas de inteligencia que son rayanamente antidemocráticas, violatorias de derechos humanos básicos y del estado de derecho, además de francamente discriminatorias y afectan derechos constitucionales y convencionales (además de) la ley nacional de inteligencia”.

Asimismo, el titular del RUV, advierte que “las tareas de inteligencia sólo pueden ser realizadas a pedido de la Justicia, de las fiscalías en sus tareas investigativas, pero nunca a pedido de un particular o facción política”, por lo que reclamó a la Fiscalía “que investigue el espionaje ilegal que señaló Gainza, por ser francamente violatoria de la ley de inteligencia”.

 

Repudio

 

Por su parte, el Partido Comunista Entre Ríos, hizo público su repudio a los dichos Gainza, quien actualmente es secretario del bloque de concejales de Juntos por el Cambio de Paraná. “Estas prácticas que Gainza relata tan despreocupadamente en televisión abierta, son el resabio de los peores años de nuestra historia, porque significa que en Paraná funciona un grupo paramilitar que controla a ciudadanos y ciudadanas”, alertó el PC.

Y añadió que “sean quienes sean estos ‘voluntarios’, desarrollan tareas de inteligencia propias de las fuerzas policiales y que sólo se deben desarrollar en el marco investigativo judicial”, tras lo que lamentó que además Gainza relacione a quienes desarrollan tareas sociales en los barrios y a asistentes a comedores con el narcotráfico, con lo que “estigmatiza a militantes sociales y a sectores populares y vulnera derechos básicos”.

Es que entre sus dichos televisivos, Gainza dijo que “cada vez que nos invitan a un comedor o a un festejo del día del niño, pedimos el DNI y se los pasamos a los policías que hagan algún tipo de filtrado, de inteligencia, para saber si están vinculados o no”, al narcotráfico. Por supuesto a los policías que alude, son los integrantes de este grupo de “voluntarios” que lo asiste.

De ahí que el PC exigió que la ministra de Justicia de Entre Ríos, Rosario Romero, actúe con “la máxima celeridad para aclarar quiénes son esos ‘voluntarios’ que operan para Gainza y se tomen las medidas pertinentes del caso”, al tiempo que solicitó que el Concejo Deliberante “exija las aclaraciones del caso al edil paranaense y actúe en pos de la defensa de la democracia”. Y recordó que “llevamos cuarenta años de construcción democrática y no pueden ser tomadas con liviandad estas acciones”.