Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Sonia López y Federico Nanzer son querellantes en una denuncia contra Javier Milei, a raíz de diversas declaraciones en las que el Presidente ataca y denuesta al Partido Comunista. “Cuando agreden derechos conquistados por los trabajadores, también se golpea al comunismo, al marxismo, el socialismo y la revolución y, en particular, al PC”, puntualizó el titular del PC de Córdoba.

Con el patrocinio del abogado Duilio Ramírez, la presidenta del PC de Corrientes y el titular del Partido en Córdoba, Sonia López y Federico Nanzer, hicieron una presentación ante el Juzgado Federal 8 de Comodoro Py a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi, en la que se constituyen como querellantes en la denuncia contra Javier Milei caratulada como coacción, incitación a la violencia colectiva, injurias y por infringir el artículo 2 de la Ley 23.592, que condena los “actos u omisiones discriminatorios determinados por motivos tales como raza, religión, nacionalidad, ideología, opinión política o gremial, sexo, posición económica, condición social o caracteres físicos”. 

La denuncia se basa en diferentes episodios en los que Milei atacó al Partido Comunista, su acervo cultural y su simbología. “Básicamente hay una saga que comienza con una carta documento, sigue con una denuncia y, posteriormente, nos constituimos como querellantes”, recordó Nanzer y añadió que los hechos en cuestión “son intervenciones públicas del presidente, hechas en diferentes lugares como el Foro de Davos, en la escuela donde realizó su secundaria y entrevistas periodísticas en las que reiteradamente señala a la cultura comunista, a la ideología marxista, al PC y sus símbolos como si fuéramos un proyecto antidemocrático, antilegítimo, antinación con lo que busca ponernos al borde de la ilegalidad como fuerza política”.

Uno de los detonantes de esta denuncia es un posteo que realizó el Presidente en la red social X, donde se puede ver el dibujo de un león violentando con una maza a los elementos simbólicos de la identidad del PC, lo que hizo que en enero pasado, Sonia López lo intimara a que “ratifique o rectifique” si tuvo algún tipo de vínculo con la autoría de tal publicación (Ver Intiman a Milei).

“Por eso es que nos constituimos como querellantes dejando en claro que somos una fuerza política de la democracia argentina, tenemos personería jurídica electoral, participamos abiertamente de los comicios locales, provinciales y nacionales, tenemos una vida política prolífica con participación democrática en organizaciones sociales, sindicales y populares desde hace 106 años”, recalcó Nanzer.

Pero también puntualizó que “hemos sido parte de la construcción de la cultura democrática del pueblo argentino y de su historia”, por lo que “no vamos a permitir que se nos estigmatice, se nos persiga ideológicamente y mucho menos que se nos ilegalice” ya que, advirtió, “cada vez que se intentó ilegalizar, estigmatizar o macartizar al comunismo, se lo hizo de la mano de ataques furibundos contra el pueblo y su calidad de vida”.

Entonces, “cuando atacan los derechos conquistados por los trabajadores y el pueblo al que se golpea cotidianamente, también se golpea al comunismo, al marxismo, el socialismo y la revolución y, en particular, al PC”.

La denuncia alerta que Milei “atenta de manera violenta y agresiva contra nuestros derechos civiles, políticos y partidarios”, tras lo que puntualiza que “se encuentran violentados nuestros derechos con arreglo a los art. 18, 19, 37, 38 y 75 inc. 22 de la Constitución Nacional”, de ahí que se “intenta criminalizar, estigmatizar y perseguir a los ciudadanos y ciudadanas argentinas que se consideren comunistas”.

En este sentido, es clara cuando indica que “quieren volver a usar a nuestra identidad política como el chivo expiatorio, para perseguir y detener a todos los opositores” y recuerda que “el discurso anticomunista fue la ideología del genocidio en la República Argentina”, por eso es que “nuestro partido fue aceptado en numerosos Juicios de Lesa Humanidad como parte querellante, ya que fuimos víctimas sistemáticas de la detención y desaparición de personas”.

Asimismo subraya que, en varias ocasiones, el presidente “desarrolla un discurso de odio necesario para el resurgir de la violencia política en la Argentina”, por lo cual Nanzer resalta que “con esta presentación decimos que con nosotros no, ponemos un límite y en este caso lo hacemos solicitándole a la Justicia que le impida al Presidente hablar sobre el PC y el comunismo de la manera en lo que viene haciendo”.

Pero también “para impedir que pueda mancillar nuestros símbolos, como hicieron con la imagen del león aplastando una bandera roja con un martillo y una hoz que pertenece nuestra historia”, al tiempo que “es el símbolo aprobado por la Justicia Electoral al darle la personería electoral al PC”.

Esto es “que la Justicia impida al presidente nombrarnos, bastardearnos, estigmatizarnos y utilizar nuestros símbolos, identidad y bandera para hacer propaganda política para su proyecto ideológico y partidario”.

 


Con lucha, sin pacto

 


Así las cosas, la vía judicial, sale al cruce de dichos y acciones concretas que son un correlato de las barbaridades que viene perpetrando desde la gestión presidencial Javier Milei. “El Comité Central del PC estableció una línea de confrontación frontal con el proyecto libertario de la ultraderecha anarcocapitalista en Argentina”, recordó Nanzer y señaló que por eso “decimos ni un minuto de tregua’”.

Esto, puntualizó, es preciso ante un gobierno que lleva a cabo “una agresión en toda las líneas, como nunca fue visto en la historia reciente del país”.

Y añadió que “ni el macrismo o la dictadura se animó a tanto y tan rápido, pese a que la dictadura tuvo un componente extra en los asesinatos, secuestros y desapariciones forzadas de personas a las que nuestro pueblo acaba de responder contundentemente diciendo que no olvidamos, pero tampoco perdonamos y seguimos diciendo que fue una dictadura militar que desapareció 30 mil personas”.

Con este telón de fondo, el titular del PC de Córdoba advirtió que “la agresión del gobierno libertario de ultraderecha, va contra de cada una de las conquistas que ha tenido nuestro pueblo durante los últimos ochenta años”, por lo que “los comunistas hemos dicho que no vamos a permitirlo y llamamos a todas las fuerzas políticas populares, a las dos CTA, a la CGT, la Utep y los movimientos sociales a que vayamos elaborando una programática y una confrontación callejera coherente con la magnitud del ataque que padece nuestro pueblo”.

Y tras sostener que “los comunistas estamos muy preocupados porque ante semejante agresión las respuestas que damos las organizaciones del pueblo siguen siendo tenues e insuficientes”, recordó que “en estos días van a salir cerca de veinte mil telegramas de despido para trabajadores del Estado y dicen que hay cincuenta mil contratos más en estudio para ser rescindidos”.

En este contexto, Nanzer dijo que es preciso recordar que durante los últimos veinte años no se avanzó en el pase a planta permanente de decenas de miles de trabajadores
estatales, “lo que le facilita al actual gobierno rescindir los contratos de miles de laburantes”.

Pero también “la universidad no tiene presupuesto para funcionar después de mayo, el Conicet carece de presupuesto para renovar a sus becarios y en cada una de las políticas de gestión del Estado vemos un desmantelamiento furibundo” ya que “este proyecto quiere desmantelar y pulverizar al propio Estado”.

Por eso insistió en que no es tiempo de respuestas moderadas y convocó “a construir las condiciones en el movimiento popular, para poder encontrar un punto de radicalización de la lucha”, ya que “si no logramos radicalizarla, el plan del gobierno se va a acabar de consumar con el genocidio económico y cultural que viene sufriendo nuestro pueblo”.

Entonces consideró pertinente la presentación judicial que lleva su firma, pero asimismo “las posiciones públicas que ha tenido el Comité Central del PC, en un año en el que el Partido va a discutir profundamente su táctica, su estrategia y programa, y realizará un congreso nacional para establecer mejores y más eficaces herramientas, para no permitir que el proyecto que encarna el gobierno avance, golpearlo todo el tiempo poniéndole la mayor cantidad de obstáculos posibles, porque no queremos que
a Milei le vaya bien, porque si le va bien le va a ir pésimo es al pueblo”.

Así, después de instar a presionar para que Diputados declare la inconstitucionalidad del DNU 70/2023 y que evite que prospere cualquier intento de revivir el proyecto de Ley Ómnibus, anticipó que “si finalmente intentan hacer el Pacto de Mayo, en mi provincia vamos a convocar una contracumbre como fue la Cumbre de los Pueblos que hicimos en Mar del Plata, allá por 2005, cuando entre todos le dijimos ‘Alca…al carajo’”.

Y recalcó que, “con ese mismo espíritu haremos una contracumbre del pueblo que impida que se concrete este nuevo pacto que pretende ser refundacional de la república burguesa para el siglo 21”.