Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Ministerio de Trabajo de Santa Fe, anunció que va a descontar los días de paro que hagan los maestros que rechazan la oferta de recomposición salarial que les hace el gobierno provincial.

“Vamos a continuar con las medidas de fuerza y no vamos a aceptar este tipo de amenazas del gobierno provincial”, recalcó la delegada de Amsafe Capital, Eugenia Rizzo, ante la postura del Gobierno de Santa Fe que, por medio de su ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, advirtió que se va descontar los días de paro.

“El día que no se trabaja es un día de clases que se pierde y no se liquida”, señaló el funcionario y aseveró que “esto no significa afectar el derecho de huelga”, ante la decisión del gremio de convocar a una medida de fuerza que comienza el viernes 13 y se extiendo durante los días lunes y martes de la semana venidera.

La determinación fue tomada por la Asamblea de Amsafé, que rechazó la propuesta de recomposición salarial que hizo el ejecutivo encabezado por Omar Perotti, que resalta que su propuesta a los trabajadores de la educación, “es la mejor de Argentina”, ya que contempla “un 52 por ciento en once meses, medido desde febrero de 2021 a enero de 2022”. Y hace hincapié en que esto supera por siete puntos “el incremento que los mismos sindicatos aceptaron en la Paritaria Nacional, que es del 45 por ciento”, al tiempo que recuerda que los docentes de Santa Fe, “tienen el boleto educativo gratuito, que es un salario diferido”.

Ante esto, Eugenia Rizzo dijo que “seguiremos con medidas colectivas en rechazo a la propuesta paritaria, que es insuficiente y propone un blanqueo que ya fue establecido para el año pasado y se propone en seis tramos”.

La militante de la Agrupación Violeta en Ctera, añadió que no se trata solo de la discusión paritaria, ya que “nuestras acciones de lucha también son un rechazo a las políticas del Ministerio de Educación, frente a las exigencias que tenemos en nuestros lugares de trabajo”.

Y, en este sentido, lamentó que muchos de los edificios muestran “pésimas condiciones edilicias”, al tiempo que “no se habilitaron los concursos para el nivel superior, entre otras cuestiones que hacen que el rechazo no tenga que ver con lo salarial”, de ahí que “continuaremos con las medidas de fuerza tal como lo definimos en cada una de las escuelas”.