La tierra para quien la trabaja

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Unión de Trabajadores de la Tierra se movilizó contra los agrotóxicos y para pedir que el Congreso trate rápidamente el proyecto de Ley de Acceso a la Tierra.

“La clase trabajadora nos involucremos fuertemente reclamando y construyendo la soberanía alimentaria que nos permita alimentarnos de manera más sana, a precios justos y permita eliminar el hambre y la malnutrición de amplias franjas de trabajadores”, recalcó el titular de CTA Ribera del Paraná, Cristian Poli, al solidarizarse con los integrantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT)  que el lunes movilizaron hacia la que Bayer-Monsanto posee en la localidad bonaerense de Zárate.

Fue durante algunas horas que miembros de la UTT bloquearon el acceso a la planta donde esta multinacional fabrica agrotóxicos y, hasta ahí, se acercaron integrantes de la CTA Ribera del Paraná para sumarse a la jornada nacional de lucha en la que, entre otras cosas, se reclamó que el Congreso trate rápidamente el proyecto de Ley de Acceso a la Tierra, que busca crear un Procrear Rural.

Se trata de una iniciativa que la UTT va a presentar, hoy jueves, como corolario del Verdurazo que llevó a cabo ante el Palacio Legislativo, en el que se regalaron diez mil kilos de productos frutihortícolas.

El proyecto propone que los trabajadores rurales dedicados a la agricultura familiar, puedan acceder a créditos blandos que les permitan comprar los lotes que trabajan, ya que de acuerdo al relevamiento que hizo la UTT, sólo el trece por ciento de los quinteros acceden a la propiedad de la tierra.

Con este telón de fondo, el bloqueo a la planta de Monsanto-Bayer también tuvo por objetivo denunciar, tal como lo destacó la CTA Ribera del Paraná, que “esta es una multinacional productora de agroquímicos nocivos para la salud humana y animal, monopolio de semillas, contaminadora del ambiente por medio de sus agrotoxicos y cuya posición dominante determina el altísimo precio de buena parte de los alimentos y su apropiación por un puñado de empresas”.