Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

21
Dom, Abr
78 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Después de meterles la mano en el bolsillo a los jubilados con la modificación del mecanismo de actualización por decreto, ayer el gobierno anunció que va a pagar los haberes en dos partes. “Para Milei la casta somos los jubilados”, denunció desde el MJL, Juan Carlos Serra.

Nunca en la historia los jubilados habían cobrado sus haberes en cuotas. Pero, claro está, la Presidencia Milei no para de superarse y entonces dispuso que el mes que viene los trabajadores jubilados cobren a partir del 10 de abril la primera parte de sus haberes, que es la correspondiente al mismo monto que ya venían percibiendo, mientras que el resto, esto es la recomposición del 27,3 por ciento más el bono, se abonará en una fecha que al cierre de esta edición todavía no había sido establecida.

Para que quede más claro, vale señalar que quienes cobran la jubilación mínima, van a recibir un primer pago de 134 mil pesos y recién cuando lo decida el gobierno podrán hacerse con el resto, esto es, algo así como 71 mil pesos, más un bono de setenta mil.

Es evidente que esto plantea más de un problema para personas que tienen ingresos que se colocan por debajo del precio de la Canasta Básica de los Jubilados que, según el último dato publicado que es el de enero pasado, tuvo un aumento del 239 por ciento interanual para ubicarse en los 685.041, de acuerdo a los cálculos de la Defensoría de la Tercera Edad.

Otro dato para advertir es que la segunda cuota de la jubilación, se va a pagar después de transcurrido por lo menos un poco más de la mitad del mes, por lo que teniendo en cuenta que la inflación semanal estimada por el propio gobierno ronda los cuatro puntos, a la hora de cobrar, los jubilados se llevarán al bolsillo entre ocho y doce puntos menos de poder adquisitivo.

Pero lo peor de todo esto es que la Presidencia Milei vuelve a burlarse de personas que tienen ingresos que sólo les permiten sobrevivir, en muchos casos, penosamente ya que lo que reciben apenas les alcanza para comprar algo de comida y medicamentos. 

Y, sobre llovido mojado, esto se suma al mecanismo de actualización que, por decreto, se dio a conocer el viernes pasado que para abril hace que la jubilación mínima pierda hasta el treinta por ciento respecto a la inflación (Ver “Descomposición salarial por decreto”), lo que corrobora una vez más que la intención gubernamental no es otra que profundizar la licuación de los haberes jubilatorios, que es lo que explica algo así como el cuarenta por ciento del recorte fiscal que Javier Milei prometió al FMI.

“Todo lo que hace este gobierno contra los jubilados, tiene una razón que es el acuerdo con el Fondo, que exige que los jubilados no recuperemos salario”, sostuvo desde el Movimiento Jubilados Liberación (MJL), Juan Carlos Serra, tras lo que advirtió que este desdoblamiento del pago de los haberes “va en esa dirección y es un golpe mortal”, por lo que “ante esto vamos a reaccionar como lo hacemos siempre en unidad con un montón de sectores que incluyen a la las dos CTA, la multisectorial que se formó en la Cámara de Diputados a la Mesa Coordinadora y a quienes protagonizamos cada mes las marchas a Plaza de Mayo”.

Por lo que planteó que resulta urgente llevar a cabo un plenario, “en el que todas las organizaciones acordemos un plan de lucha”, ya que “es preciso resistir y no darle ni un minuto de tregua a Milei para quien, al parecer, la casta somos los jubilados”.

Y, sin dudarlo, adelantó que “el tema de los jubilados va a concitar la atención de todos los sectores”, por eso “vamos a exigirle a la CGT que convoque a un plan de lucha que debe tener como uno de sus puntos centrales al tema de la jubilación”, porque el actual gobierno “va por todo, por privatizar el sistema, por el Fondo de Garantía y Sustentabilidad de la Anses, y no van a parar si nosotros no somos capaces de unirnos y pelear”.

Tras lo que insistió que “los jubilados venimos luchando, pero con nosotros solos no alcanza”, de ahí que reiteró que es urgente que la CGT y las dos CTA concreten la construcción de un plan de lucha que incluya las demandas de los jubilados, algo que “resulta indispensable porque ya hay cientos de miles de jubilados que ya ni siquiera puede tomar los medicamentos que necesitan para vivir y por eso no se puede esperar ni un minuto más”.

Vale citar que ayer se llevó a cabo el cierre de varias oficinas de la Anses en todo el país, algo que está vinculado directamente con la falta de personal para atenderlas que está provocada por los masivos despidos de trabajadores estatales.

Entre las que bajaron sus persianas aparecen algunas ubicadas en el Gran Buenos Aires, Mar del Plata, Río Negro, Jujuy, Santa Fe y Chaco.

“La gente no tiene donde ir para resolver sus problemas, esto que están haciendo es una locura”, lamentó el referente del MJL y fue contundente cuando dijo que “ante todo esto, la CGT debe construir urgentemente un plan de lucha que incluya un paro general de 24 horas a lo que debe seguirle otro de 48 y, si es preciso, otro por tiempo indeterminado hasta que esto se resuelva, para que todas las luchas que están dispersas se articulen en una sola”.