Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Las principales encuestadoras adelantan un final cerrado para la segunda vuelta electoral, aunque le dan una pequeña luz de ventaja a la candidatura de Luiz Inácio Lula Da Silva.

Los comités populares profundizan su estado de movilización durante los últimos días de la campaña de cara a la segunda vuelta electoral que el domingo venidero, va a decidir quién será el próximo presidente de Brasil, entre Luiz Inácio Lula Da Silva y Jair Mesías Bolsonaro.

“Es preciso estar en las redes y en las calles, hablando con la gente, ganando más apoyo para Lula”, insistió en este contexto la vicepresidenta del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), Manuela d’Ávila y señaló que “hay que estar atentos para enfrentar el ataque bolsonarista, que incrementa su sistema de difusión de mentiras, violencia y desinformación”.

Por su parte, el también vicepresidente nacional del PCdoB, Carlos Lopes, dijo que es optimista sobre del resultado electoral del domingo, pese a que durante las últimas semanas Bolsonaro utilizó “descaradamente la maquinaria gubernamental, difundiendo mentiras y desinformaciones y con una expresiva base social”.

Pero de todos modos, recalcó Lopes, “aún enfrenta muchas dificultades para derrotar a Lula”, aunque hizo hincapié en que “hay que ampliar el apoyo a Lula para derrotar al fascismo”, algo que se logra “con un Brasil, ampliamente unido que vencerá a Bolsonaro y su horda fascista”.

Así las cosas, el análisis que por estas horas hacen en el comando electoral de la fórmula que encabeza Lula, señala que su postulación debe ganar dos de cada diez votos que en primera vuelta fueron para las otras opciones que se presentaron más allá de la propia y la de Bolsonaro.

Las últimas encuestas anticipan que se va a dar una victoria de Lula pero por un estrecho margen, ya que coinciden en que se impondría por el 49 por ciento de los votos frente al 45 que irían a parar a Bolsonaro.