Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista de Grecia y su juventud se movilizó hacia la embajada de EE.UU., para rechazar la visita del secretario de Estado de EE.UU. y exigir que Atenas abandone la Otan.

A principios de esta semana, la visita a Atenas del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, provocó varias movilizaciones de protesta que tuvieron como epicentro a la capital y las principales ciudades del país, entre ellas, la portuaria Tesalónica y Chania que se ubica en la isla de Creta.

Blinken tuvo un encuentro con su homólogo local, Nikos Dendias, en el marco de la cuarta edición de la Reunión del Diálogo Estratégico EE.UU.-Grecia que, esta vez, estuvo atravesada por el esfuerzo que viene haciendo EE.UU. para comprometer todavía más, a sus socios europeos de la Alianza Atlántica, en el apoyo al régimen de Kiev.

En este contexto, la Juventud del Partido Comunista de Grecia (KKE), marchó hacia la sede de la embajada estadounidense en Atenas. “Fuera la Otan, fuera las bases, ninguna participación en las intervenciones militares”, fueron las consignas que prevalecieron en la jornada.

Por su parte, por medio de una declaración, el KKE advirtió que la visita de Blinken “marca la participación aún más activa y multiforme de nuestro país en los peligrosos planes de EE.UU. y la Otan en la región, centrándose en este momento en la guerra imperialista que se libra en Ucrania”.

Tras lo que hizo hincapié en que queda en evidencia que el gobierno que preside Kyriakos Mitsotakis, “está dispuesto a continuar su apoyo militar, con armas y otros medios, al gobierno reaccionario de Volodímir Zelenski” y añade que de esto va el Diálogo Estratégico Grecia-EE.UU. y los acuerdos correspondientes que han convertido todo el territorio de Grecia en una vasta base de la Otan”.

Y tras denunciar que “personal estadounidense que visita Grecia inspecciona bases e instalaciones que juegan un papel activo en esos planes”, remarcó que todo esto confirma que “la piedra angular de la política del nuevo gobierno, son esos compromisos con la Otan y EE.UU., que llevan al país a aventuras muy peligrosas”.