Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista de Israel dijo que es preciso que detener la escalada guerrerista que atraviesa este país y responsabilizó al gobierno de Benjamín Netanyahu por la posibilidad de que lo que sucede en la Franja de Gaza se convierta en una guerra regional.

“Los crímenes del gobierno fascista de derecha israelí, destinados a sostener la ocupación, están conduciendo a una guerra regional”, advirtió el Partido Comunista de Israel (PCI) y fue claro al hacer hincapié en que “hay que detener esta escalada”, en momentos en que la situación que se vive en la Franja de Gaza amenaza con extenderse a Cisjordania y regionalizarse.

“En estos tiempos difíciles, repetimos nuestra condena inequívoca de cualquier ataque contra civiles inocentes y exhortamos a todas las partes a sacar a los civiles del ciclo de violencia”, sostuvo el PCI y envió sus condolencias “a las familias de las víctimas de la ocupación, tanto árabes como judías”, pero responsabilizó al gobierno que encabeza Benjamín Netanyahu “por la escalada intensamente peligrosa de las últimas horas, que se cobró la vida de muchos civiles inocentes”.

Al respecto, recordó que la semana pasada, “colonos respaldados por el gobierno causaron estragos en los territorios ocupados, profanando Al-Aqsa y realizando pogromos en las calles de Huwara”, un hecho con el que ejemplificó “la grave escalada de hostilidades que se vio alimentada persistentemente por las acciones de este gobierno de derecha, desde el primer día”.

Por lo que no dudó cuando alertó que “los acontecimientos indican la peligrosa dirección hacia la que Netanyahu y sus socios en el gobierno están llevando a toda la región”, tras lo que el PCI destacó que “es imposible gestionar el conflicto o resolverlo militarmente”, por eso “sólo hay una solución que es luchar por poner fin a la ocupación y reconocer los derechos legítimos del pueblo palestino y sus demandas justificadas”, para lo que un paso necesario es “poner fin a la ocupación e instaurar una paz justa es el claro interés de ambos pueblos”.

También el PCI denunció que el gobierno israelí “está utilizando los acontecimientos para lanzar un ataque de venganza contra la Franja de Gaza y pedir a la comunidad internacional y a los estados vecinos que intervengan, de inmediato, para silenciar los tambores de la guerra e iniciar una solución política”.

Y no ocultó su preocupación “por posibles acciones de represalia contra ciudadanos palestinos en Israel, especialmente aquellos que viven en las ciudades conjuntas y en las aldeas no reconocidas de Al-Naqab/Negev que ya pagaron un alto precio por la negligencia con la que el Estado los trata”.

Por esto instó a que “las fuerzas sensatas de Israel, tanto judíos como árabes, alcen una voz clara contra cualquier intento de incitar a la violencia contra grupos o de tomarse la justicia por su propia mano” y, en este sentido, insistió con que “debemos luchar por la paz, la igualdad y una verdadera democracia para todos”.