Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista de Filipinas advirtió sobre la escalada armamentista que encabeza EE.UU. en el Mar de China Meridional.

El Partido Comunista de Filipinas, advirtió sobre la escalada armamentista que, encabezada por EE.UU., se verifica en el Mar de China Meridional “contra la supuesta
y muy publicitada expansión naval y militar china”, tras lo que advirtió que una confrontación en la región de Asia- Pacífico, “llevará al mundo a un total atolladero y lo haría
retroceder a la barbarie y el salvajismo”.
Y, en este sentido, instó a que Washington reduzca la tensión “apostando a un diálogo pacífico y mutuo, mediante la cooperación y el entendimiento que sea capaz
de aportar a una paz regional basada en el entendimiento y la cooperación que lleve a la prosperidad para la región Asia-Pacífico”.
Como se recordará, la tensión en la región escaló considerablemente a partir de que, no hace mucho, la Casa Blanca anunciara un paquete de ayuda armamentística a
Taiwán por 345 millones de dólares, lo que se suma a los mil millones que ya incluía el Presupuesto 2023.
Por otra parte, desde hace varios meses Washingtn viene intensificando la construcción de aeródromos en el archipiélago de las Islas Marianas del Norte que están bajo
jurisdicción estadounidense. El principal está en la isla Tinián que es desde donde en agosto de 1945, despegaron el Enola Gay y el Bockscar, los dos aviones desde los que
EE.UU. arrojó bombas atómicas sobre la población civil de Hiroshima y Nagasaki. Y, aunque resulte paradójico, casi en simultáneo, el primer ministro de Japón, Fumio Kishida, meses atrás junto con el presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, y Joseph Biden, inauguró lo que dieron en llamar “una nueva era de cooperación trilateral” que fija la piedra basal de una Otan para la cuenca Asia-Pacífico que sea capaz de hostigar a Beijínn, pero también a la República Popular, Democrática de Corea.
El acuerdo se firmó en Camp David y pretende completar el cerrojo que EE.UU. comenzó a construir con el Acuerdo Aukus que busca una mayor coordinación militar entre ese país con Australia y Gran Bretaña en pos de cercar la zona de influencia de la República Popular China en la cuenca Asia-Pacífico.
Se trata de acuerdo que fue definido por Beijín como un riesgo para la seguridad de la región del Indopacífico, algo sobre lo que advirtió el portavoz de su Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, cuando indicó que “el pacto muestra cómo estos países utilizan las exportaciones nucleares como herramienta geopolítica” y sin dudarlo
tildó al acuerdo como “extremadamente irresponsable”, tras lo que instó a sus actores a “abandonar su mentalidad de guerra fría y hacer más para contribuir a la paz y la
estabilidad”.