Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Más de una treintena de comparsas de Belo Horizonte se movilizan en defensa de Palestina y para manifestar contra el genocidio que el Estado de Israel perpetra en la Franja de Gaza.

Nadie duda lo que el Carnaval representa para Brasil, donde más de doscientos millones de habitantes viven estas jornadas como una fiesta popular en la que se reafirma la identidad, pero que también son el momento propicio para fijar fuertes posiciones políticas, ya sea de apoyo o de denuncia.

Y esto es lo que volvió a pasar este año, en particular en Belo Horizonte donde más de treinta comparsas carnavalescas se movilizaron en defensa de Palestina, al tiempo que se manifestaron contra el genocidio que el Estado de Israel viene perpetrando en la Franja de Gaza, bajo la consigna “Carnaval de Solidaridad y Resistencia-Palestina Libre”.

La iniciativa que partió del Comité de Solidaridad con el Pueblo Palestino de Minas Gerais, fue rápidamente tomada como propia por comparsas sumamente tradicionales de la ciudad como “So, Brilha!”, “Tchanzinho Zona Norte” y “Toca Raúl” que están entre quienes firmaron un documento que se pronuncia en tal sentido y que establece que durante las fiestas carnavalescas se hagan manifestaciones alusivas al tema.

“En esta nueva etapa de agresión contra Gaza y también Cisjordania, se perdieron aproximadamente veinticinco mil vidas, entre ellas 5.217 hombres, 12.345 niños y 7.100 mujeres”, sostiene el documento y aclara que “sólo durante los dos últimos, estos grupos representan casi el ochenta por ciento de las víctimas”, por lo que “afirmamos que lo que está pasando no es una guerra, sino un genocidio”.

Al respecto, el Comité de Solidaridad con el Pueblo Palestino de Minas Gerais, insistió con que la masacre promovida por el gobierno israelí contra el pueblo palestino se prolonga desde hace décadas. Y resalta que “la importancia de izar la bandera de defensa del pueblo palestino durante el Carnaval, está en la historia de la festividad en el municipio que se construyó al lado de las luchas populares, con la resistencia y ocupación de las calles”.

Cabe citar que el carnaval callejero de Belo Horizonte, surgió como respuesta y a modo de protesta contra medidas que impedían el derecho de acceso a la ciudad y a la cultura. Uno de los hitos fue la confrontación de un decreto de la administración del ex alcalde Márcio Lacerda, que fue publicado durante 2009, que impedía la realización de eventos en la plaza pública más grande de la ciudad, la Praça da Estação.

Entre quienes hicieron pública su adhesión a la postura del Comité, está el Partido Comunista Brasileño quien recordó que, en Brasil, “el carnaval es históricamente una fiesta y una celebración popular y, al mismo tiempo, un espacio para expresar la protesta política contra la explotación, el racismo y la opresión”. Y, al respecto, celebró la actitud de las comparsas que se sumaron a la iniciativa que, recalcó, “constituyen un excelente ejemplo de cómo utilizar un período de celebración popular para denunciar el genocidio y fortalecer la solidaridad internacionalista”.