Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Jue, Jun
91 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Militantes del MUI de la Universidad Nacional de San Martín recibieron amenazas e intimidaciones. “A la noche se viene. Vas a correr zurdo sorete”, son algunas de las inscripciones con que La Libertad Avanza intenta amedrentar a los estudiantes.

“La violencia política, las amenazas, el acoso y la violencia sexual son prácticas intolerables que amenazan las libertades democráticas dentro de la universidad pública y ponen en riesgo al conjunto de la comunidad educativa”, advirtió el Movimiento de Izquierda (MUI), al salir al cruce de las amenazas e intentos de intimidación perpetradas durante las últimas horas contra sus militantes por miembros de La Libertad Avanza.

Esta vez la cosa pasa de castaño oscuro, sobre todo por la simbología que eligieron los atacantes. En el Instituto Superior de Formación Docente 113, de San Martín, estas bandas que reivindican a la última dictadura y a sus genocidas, al tiempo que forman parte del esquema político de Javier Milei, amenazaron a docentes y alumnos exhibiendo dibujos de un Ford Falcon verde con la inscripción “A la noche se viene. Vas a correr zurdo sorete”. Y en la sede de la Universidad Nacional de San Martín (UnSaM), colocaron un pasacalle en el que se puede leer la frase “Ya se les acaba la universidad gratis. Milei 2023”.

Aquí es preciso resaltar que no es la primera vez que integrantes de La Libertad Avanza llevan a cabo episodios de este tenor, pero también que este tipo de prácticas fue creciendo en intensidad después de que hace dos semanas, en la Legislatura de Ciudad de Buenos Aires, tuvo lugar el acto convocado por la candidata a vicepresidenta, Victoria Villarruel, para homenajear a la última dictadura y a sus protagonistas.

Ante esto, el Centro de Estudiantes de Humanidades, emitió una declaración titulada “Alerta: La ultraderecha fascista amenaza compañeros en la Escuela de Humanidades de la UnSaM”. Ahí se repudia “las amenazas e intimidaciones hacia compañeros y compañeras del MUI en el marco de las elecciones del Centro”, que fueron hechas por medio de llamadas telefónicas y mensajes privados anónimos en la red social Instagram con mensajes que deben encender luces de alarma, ya que amenazaban con golpear a un miembro de la Comisión Directiva del Centro, pero también con violar a militantes del MUI.

Es evidente que el objetivo explícito de ambos ataques, por los que ya se hicieron denuncias penales, fue “que se dejen de joder en la UnSaM”, en otras palabras, que dejen de desarrollar su actividad política en la universidad. Pero también que la violencia de estas bandas fascistas se incrementó después de que, hace poco menos de un mes, el Frente Humanidades de Pie que integran el MUI y La Mella, se consolidara nuevamente como conducción del  Centro de Estudiantes, al imponerse en las elecciones que se llevaron a cabo durante el 28 de agosto y el 1° de septiembre.

“La violencia política, las amenazas, el acoso y la violencia sexual son prácticas intolerables que amenazan las libertades democráticas dentro de la universidad pública y ponen en riesgo al conjunto de la comunidad educativa”, puntualiza la declaración y advierte que “no se trata de un hecho aislado”, ya que “en estos días vemos como nos atacan los carteles con palabras de ‘orden’ y como se empapela sistemáticamente la sede de la UnSaM con frases como ‘se les acaba la universidad gratis’, lo que va en contra de la gratuidad y la organización estudiantil”.

 

Los pibes libertarios

 

Así las cosas, el Centro de Estudiante vinculó los ataques perpetrados en la UnSaM con la escalada de violencia que la derecha viene llevando a cabo desde hace varios meses. “No es casual que esto ocurra mientras se hacen actos reivindicando el terrorismo de Estado como los que hizo Villarruel, donde ese mismo día se dejaron tres bombas molotov en la puerta del Partido Comunista de Capital”, puntualizó y recordó que en esta misma línea se inscribe “persecución contra el campo popular que tuvo uno de sus puntos más preocupantes con el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

Y, en este sentido, alertó que “esta violencia hoy encuentra su representación electoral en las candidaturas de Javier Milei y Patricia Bullrich que buscan poner en riesgo a la democracia, las instituciones y la unidad nacional del pueblo argentino”, por lo que instó a que toda la comunidad educativa “se pronuncie repudiando los atentados perpetrados en la UnSaM, para ponerle un freno inmediato a cualquier tipo de acción antidemocrática”.

Por su parte, desde el MUI, el secretario de Extensión del Centro de Estudiantes y consejero estudiantil de Humanidades, Lucas Alfieri, sostuvo que esta situación tiene lugar en un contexto en el que “las promesas de ‘motosierra’ y de terminar con la educación pública que hacen Milei y sus seguidores, se expresan en prácticas violentas, pero también por medio de “operaciones que hacen desde el silencio y desde el espionaje”.

Y recordó que “no hay gente de Milei en esta facultad, no ponen mesas ni volantean, pero durante la semana de elecciones aparecieron carteles de todas las agrupaciones vandalizados con la leyenda ‘orden’, que en realidad dicha de esa manera es una consigna atribuible a cualquiera de los dos candidatos de derecha, Bullrich o Milei. Después vimos gente desconocida, ajena a la facultad filmando esos carteles y, por último, aparecieron esas filmaciones subidas a un Instagram de una cuenta llamada Los pibes libertarios”.