Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

26
Dom, May
87 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En la Ciudad de Buenos Aires miles de mujeres y disidencias se movilizaron desde Plaza de Mayo hacia el Congreso en defensa de las conquistas obtenidas. En Santa Fe, como en todo el país, las comunistas salieron a la calle y exigieron justicia por Florencia Gómez.

En el marco de una jornada nacional de movilización, con réplicas en las principales ciudades del país, el movimiento feminista realizó en el día de ayer una multitudinaria movilización desde Plaza de Mayo hacia el Congreso de la Nación. Con la consigna “Unión de las trabajadoras, por una patria soberana y feminista. A las derechas nunca más”, la militancia del Partido Comunista, junto a la CTA de los Trabajadores y cientos de organizaciones sociales, políticas y sindicales, se hizo fuerte en la calle para defender las conquistas obtenidas durante los últimos años, con el claro mensaje de que el pueblo está movilizado para enfrentar cualquier intento por eliminar los derechos obtenidos.

En el marco de la contienda electoral, la militancia comunista también se movilizó contra el Fondo Monetario Internacional. Asimismo, reclamó por la libertad de Milagro Sala y exigió justicia por el femicidio de la dirigente del PC, Florencia Gómez. La provincia de Santa Fe fue un punto destacado de la movilización. Allí Aldana Folken, responsable de género de la Federación Juvenil Comunista de la provincia, señaló que “mantener viva la memoria de Florencia también implica mantenernos movilizadas y enfrentar sin concesiones a la derecha fascista”.

La referente del PC recordó que “Florencia fue una dirigente que durante toda su militancia luchó codo a codo con todas las integrantes del movimiento feminista y, desde un punto de vista partidario, siempre lo hizo en el Partido Comunista”. Asimismo, hizo hincapié en que “la lucha de Florencia dio muchos frutos, pero lamentablemente una de las conquistas más importantes, la legalización del aborto, a la que Flor tanto aportó, no pudo verla porque fue víctima de un femicidio que sigue impune por responsabilidad del Poder Judicial”. Por ello, “los y las comunistas nos mantenemos en pie de lucha en honor al ejemplo de Florencia, a la vez que exigimos justicia cada vez que nos movilizamos”.

Sobre la jornada, Folken valoró que “la movilización, replicada en distintos puntos del país, constituye una contundente demostración de lucha contra la derecha”. Al respecto, remarcó que “llevamos años de lucha y esfuerzo para conseguir derechos que no estamos dispuestas a perder”. Ante la irrupción de Javier Milei en el escenario nacional y la campaña reaccionaria y derechista de Patricia Bullrich, la dirigente de la FJC santafesina puntualizó que “mujeres y disidencias nos vemos amenazadas por una derecha fascista que lo único que promete es eliminar derechos” y agregó que “se trata de derechos que valoramos, que defendemos, que cuidamos y que atesoramos”.

En la Ciudad de Buenos Aires la jornada culminó con un acto en Plaza del Congreso, donde se leyó el documento consensuado por las organizaciones participantes. Entre los puntos sobresalientes, se hizo un llamado a defender el aborto a la vez que se exigió que se garantice el acceso pleno a la interrupción voluntaria del embarazo, tanto en el sistema público como privado.

En un sentido más amplio, que hace no sólo a las luchas del movimiento sino también a la difícil situación política, económica y social que atraviesa el pueblo, las organizaciones denunciaron el carácter “ilegítimo” y “fraudulento” de la deuda con el Fondo Monetario, a la vez que convocaron a rechazar las propuestas políticas que impulsan una devaluación, a pedido del Fondo, como así también la dolarización.

Finalmente, pero no menos importante, se realizó una defensa del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidades, se advirtió sobre las consecuencias de un hipotético cierre en el caso de que se impongan en las elecciones las alternativas de derecha. En ese marco, también se hizo un llamado a organizar fuerzas para llevar a cabo una reforma judicial que eche por tierra el carácter “machista” y “patriarcal” de la justicia en el país.