Continúan los ataques contra Milagro Sala

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El procurador interino, espada del macrismo, opinó ante la Corte que la dirigente debe continuar en prisión en el marco de una causa armada por el gobernador Morales. “El objetivo es controlar la calle y saben que de la única manera que lo pueden lograr es con Milagro en prisión”, analizó Santiago Hamud, del PC jujeño.

A pesar del cambio de gobierno a nivel nacional y de la amplia campaña por la libertad de los presos políticos, que encabezan el Partido Comunista y la Liga Argentina por los Derechos Humanos junto a decenas de organizaciones, el macrismo profundiza su ofensiva contra los dirigentes sociales encarcelados durante el gobierno de Mauricio Macri. Una vez más, es paradigmático el caso de Milagro Sala, la dirigente de la Tupac Amaru y ferviente opositora al gobierno de Gerardo Morales en Jujuy, quien lleva detenida ya más de cinco años detenida como presa política.
Esta vez el ataque provino de parte de Eduardo Casal, procurador interino, reemplazante de Gils Carbo —quien debió abandonar el cargo por los aprietes mafiosos de Macri— y una de las espadas más importantes del macrismo al interior del poder judicial. El procurador opinó ante la Corte Suprema de Justicia que debería quedar firme una condena a dos años de prisión efectiva contra Milagro Sala por supuestas amenazas a policías en un expediente conocido como “el caso de las bombachas”. Por esta causa, Sala había quedado absuelta por un tribunal oral pero luego la decisión fue revocada por la Cámara de Casación de Jujuy y confirmada por el Tribunal Superior de Jujuy.
Al respecto Santiago Hamud, dirigente del Partido Comunista de Jujuy y víctima de la persecución política y judicial de Gerardo Morales, afirmó que “la opinión de Casal es una muestra clara de una operación judicial que lleva adelante el gobierno de Morales” y recordó que “no es la primera vez que Casal se expresa de esta manera, es bien sabido que es una de las espadas más importantes del macrismo en el Poder Judicial”.
Sobre la causa en cuestión analizó que “desde cualquier punto de vista y sin ser especialista en derecho, es una ridiculez absoluta pero que, sin embargo, le sirvió como estrategia a Morales y al macrismo para encarcelar a una de las dirigentes sociales más importantes del país”.
Hamud recordó que “en la causa las únicas pruebas que hay son testimonios de la policía, de una policía que como bien sabemos responde a Morales. A partir de estos testimonios, armaron una causa que no tiene sentido desde el punto de vista jurídico pero sí lo tiene desde el punto de vista político". Vale recordar que los hechos imputados a Sala habrían ocurrido, según el relato policial, el 13 de octubre de 2014, cuando Natalia Vargas, hija de María Molina, integrante de la Tupac Amaru y cercana a Milagro, fue a un feria y reconoció en un puesto ropa que le habían robado a su madre. Cuando Vargas denunció el hallazgo, la policía la llevó detenida a ella y a la vendedora. Esta última rápidamente fue liberada pero Vargas quedó demorada. Ese día, una comisaria, Angela Cabrero, denunció que Sala llamó a la seccional y la amenazó. No solo no hay al día de hoy ni una sola prueba de las amenazas, sino que desde un primer momento la querella de la causa estuvo representada por Gastón Morales, hijo del gobernador. Desde la gobernación se armó una causa que culminó, tres años más tarde, con la condena de Sala en base a los testimonios de la agente y de otro oficial de la comisaría.
Por su parte, Hamud hizo hincapié en que “además del gobierno de Morales, detrás del encarcelamiento de Milagro está el poder económico y sus representantes políticos, agrupados todos ellos en Cambiemos, quienes operan judicialmente para que en Jujuy no haya democracia real. El objetivo es controlar la calle y saben que de la única manera que lo pueden lograr es con Milagro en prisión: el día que recupere su libertad, el gobierno de Morales lo sentirá en la calle, ya no podrá avasallar al pueblo como lo está haciendo hasta ahora”.
Por último y con relación a la actitud del gobierno nacional frente a la problemática de los presos políticos, el dirigente jujeño remarcó que “la acción del gobierno nacional es nula” y agregó que “Argentina debe ser el único país en el mundo en el que hay presos políticos identificados con el gobierno en ejercicio. Es una situación inaudita que requiere una solución política, porque no podrá tener una solución judicial, al menos en el corto plazo, mientras la justicia continúe controlada por el macrismo”.