Piden la libertad para las presas de Villa Mascardi

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Así lo hizo la Liga Argentina por los Derechos Humanos que recalcó que “vamos a continuar luchando para lograr su liberación”, junto al resto de organismos de Derechos Humanos, organizaciones sociales y del pueblo mapuche.

“Libertad ya para las compañeras de la lof lafken winkul Mapu”, reclamó la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), al referirse a las detenidas en el desalojo en Villa Mascardi. Durante el fin de semana la jueza subrogante, Silvina Domínguez, otorgó la prisión domiciliaria a cuatro de las siete mujeres que después de su detención fueron trasladas al penal de Ezeiza y, pocas horas después a la sede de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) ubicada en Bariloche.

Recién durante el fin de semana los abogados del equipo de la Ladh y la Apdh que las representan, pudieron entrevistarse con las detenidas a quienes informaron del estado de la causa y la situación particular que atraviesa cada una.

El equipo de abogados está integrado por la representante de la Ladh, Andrea Reile, y su par de la Apdh Ezequiel Palavecino, quienes pidieron sobreseimientos y excarcelaciones, al tiempo que denunciaron la situación que atraviesan ante el Comité contra la Tortura y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En este sentido, la Ladh celebró que se haya podido “romper la incomunicación” a la que se sometió a Betiana Collhuan, Celeste Guenumil, Romina Rosas, Andrea Despo y Martha Luciana Jaramillo a quienes la jueza Domínguez dictó la prisión domiciliaria, así como la que padecían Florencia Melo y Débora Vera, quienes permanecen detenidas en la sede barilochense de la PSA.

Por lo que hizo hincapié en que “vamos a continuar luchando para lograr su liberación”, junto al resto de organismos de Derechos Humanos, organizaciones sociales y del pueblo mapuche.

“Creemos que han tenido un resultado positivo, las acciones que hemos presentado en la justicia”, recalcó la abogada Andrea Raile, al referirse a las excarcelaciones logradas y al regreso de las detenidas que habían sido trasladadas a Ezeiza, algo que advirtió “era una clara violación a los derechos humanos”.

Y tras mostrarse esperanzada en que próximamente todas puedan quedar en libertad, fustigó la postura adoptada por el Estado Nacional que, lamentó, “abona una teoría de enemigo interno”,, tras lo que recordó lo desproporcionado del operativo montado la semana pasada en Villa Mascardi: “fueron 250 efectivos por un delito de usurpación, no se vio nunca eso”.