Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

21
Dom, Abr
78 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Sobre este proyecto se debatió en un coloquio encabezado por Zaida Chmaruk, Rafael Klejzer y Felisa Miceli.

Zaida Chmaruk, Rafael Klejzer y Felisa Miceli realizaron una nueva presentación de la Empresa Nacional de Alimentos (ENA), que tuvo lugar en el Espacio Mugica, ubicado en Piedras 722, donde los disertantes expusieron sobre la concentración y extranjerización que se verifica en la producción, industrialización, distribución y comercialización de alimentos en Argentina.

Ahí la referente del Partido Comunista de la Ciudad de Buenos Aires y Movemos sostuvo que “sabemos de primera mano cómo se puede producir desde la economía social y solidaria”, tras lo que recalcó que “es posible hacer un entramado y pelear por el precio de los alimentos”, pero aclaró que “sin embargo, desde el gobierno no se han desarrollado políticas que fomenten ese entramado” porque, señaló, “falta decisión”.

Y, en este sentido, la vocal del Directorio del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), hizo hincapié en que “nosotros elegimos el camino del encuentro y la movilización para juntarnos y modificar la correlación de fuerzas”, por lo que “desde nuestras organizaciones abrazamos la propuesta de la ENA y la acompañamos”.

Por su lado, Klejzer recordó que “construimos la idea de la ENA pensando en la necesidad de crear herramientas para recuperar soberanía y capacidad de planificación de la economía” y añadió que “pensamos también en la necesidad de desatar las fuerzas productivas y entender que el alimento no es una mercancía sino un derecho social”.

Y destacó que “al mercado no le interesa resolver los problemas de la humanidad sino por el contrario aprovecha las crisis para seguir acumulando”, por eso es preciso “democratizar el acceso a los alimentos”, para lo que es preciso “desatar las fuerzas populares para construir un proyecto de mayorías en nuestro país del cual la ENA sea una parte”.

Mientras que Felisa Miceli, advirtió que es imposible “darle de comer a 45 millones de argentinos a pesar de que producimos en cantidad porque hay un nivel de concentración fenomenal”, de ahí que “cuando hablamos de la creación de una ENA estamos hablando de tener desde el Estado una participación en la producción de alimentos”, al tiempo que “se trata de disputarle plata a los sectores poderosos en nuestro país” ya que Argentina “puede tener la capacidad de construir su soberanía alimentaria porque tiene los recursos naturales”.