Debut a dos puntas de Domínguez en Agricultura

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La nueva conducción del ministerio de Agricultura, Pesca y Ganadería encabezada por Julián Domínguez, participó ayer del encuentro nacional de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena realizado en el CCK. “Toto” Galván, dirigente comunista del MCL participó del encuentro. Luego, Domínguez se reunió también con la Asociación de la Cadena de Soja (Acsoja).

En el día de ayer “Toto” Galván, dirigente nacional del Movimiento Campesino de Liberación (MCL) y Secretario Gremial de la CTA de los Trabajadores de Chaco, participó del encuentro nacional de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena realizado en el Centro Cultural Kirchner (CCK) y convocado por Julián Domínguez, flamante ministro ministro de Agricultura, Pesca y Ganadería de la Nación. En la reunión, además del nuevo equipo ministerial, participaron dirigentes de las organizaciones de la agricultura familiar de todo el país y diputados nacionales.

Luego del cónclave, Galván —que también es dirigente del Partido Comunista— hizo un balance y afirmó que “el encuentro fue muy bueno, porque por un lado sirvió para que las organizaciones campesinas podamos, después de mucho tiempo, encontrarnos”. En la reunión “construímos en conjunto un panorama de lo que está pasando en todo el país con la agricultura familiar, las dificultades que tenemos y las consecuencias que todavía tienen en el sector tanto la pandemia por el Covid como el lastre de la política económica de Macri”. Asimismo, remarcó que “tuvimos la oportunidad de proyectar una agenda de trabajo y una próxima reunión para el mes que viene”.

En la reunión Dominguez planteó la importancia del sector y remarcó que la tierra tiene que “ser de quien la trabaja, en un país con producción, trabajo y tecnología”. Y agregó: “quiero que recuperemos los 56 mil productores que perdimos durante los últimos años. Quiero producir más pero con los productores trabajando la tierra, porque allí se juega el futuro de la Patria, con repoblamiento territorial”.

En la reunión se hizo mucho hincapié en que la situación del sector es realmente desastrosa. “Desde la asunción del gobierno del Frente de Todos al día de hoy no se avanzó en nada para contrarrestar las consecuencias de la política económica del macrismo”, dijo Galván. En ese sentido, puntualizó que "los reclamos siguen siendo los mismos de los últimos quince años porque ninguno de ellos logró resolverse”. Por eso, "las organizaciones estamos dispuestas a avanzar con los reclamos y exigimos en primerísimo lugar que se implemente de una buena vez la ley de Reparación Histórica”, sancionada en diciembre de 2014.

Hay que recordar que esta ley, considerada de suma importancia por las organizaciones, declara de interés público la agricultura familiar, campesina e indígena por su contribución a la seguridad y soberanía alimentaria de la población. Asimismo, enfatiza la importancia de la agricultura familiar por practicar y promover sistemas de vida y de producción que preservan la biodiversidad, en el marco de procesos sostenibles de transformación productiva.

Cambios en el gabinete: ¿cambios en la política?

“Los problemas de la agricultura familiar y campesina no se resuelven con un cambio de funcionarios sino de política”, detalló el dirigente del MCL al hacer referencia a la salida de Basterra y el desembarco de Domínguez en el ministerio. “Si no se cambia la política que el Estado viene implementando, con sus matices e incluso sus profundas diferencias entre gobiernos como el de Macri y el resto, va a ser muy difícil que el sector de la economía familiar pueda salir adelante en un contexto de avanzada de los agro-negocios”.

Al respecto, Galván recordó que “Basterra era un ministro que contaba, básicamente, con la apoyatura del movimiento campesino”. En contraposición, “Domínguez en su anterior etapa como ministro estuvo mucho más atento a las demandas del agro-negocio que a las del movimiento campesino”. Sin embargo, destacó Galván, “el discurso de ayer frente a las organizaciones campesinas en el CCK abre las puertas para trabajar en pos del sector, pese a que soy muy moderado con las expectativas”.

Hay que destacar que en el día de ayer, así como el nuevo ministro participó de la reunión del Consejo Nacional de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena, hizo lo propio con la Asociación de la Cadena de Soja (Acsoja), donde planteó su “disposición a trabajar para que la Argentina pueda recuperar el nivel de sueños e iniciativas que nos planteamos hace diez años, de alcanzar 70 millones de toneladas de producción”. Asimismo, se da por descontado que en la próxima semana convocará a la Mesa de Enlace para tener la primera reunión de trabajo. En sus primeros días al frente de la cartera, el nuevo ministro con sus reuniones ya dejó entrever la política que desplegará en el corto plazo.